Bundesliga

¿En qué posición jugará James Rodríguez en Bayern Múnich?

¿En qué posición jugará James Rodríguez en Bayern Múnich?

Foto: Bundesliga

La web de la Bundesliga en español elaboró tres sistemas que puede usar Carlo Ancelotti para aprovechar las condiciones de James Rodríguez.

>> Robert Lewandowski opaca debut de James Rodríguez en Bayern Múnich

Está claro que James Rodríguez llegó al Bayern Múnich para jugar. El colombiano estaba cansado de ser un actor secundario en el Real Madrid y no la pensó dos veces cuando Carlo Ancelotti lo pidió como refuerzo del campeón de la Bundesliga. El colombiano y el DT italiano tienen un exitoso pasada juntos; sin embargo, aún no queda claro en qué posición jugará el polivalente volante cafetero.

“Puede jugar por el centro, la izquierda o la derecha. Tenemos que pensarlo”, expresó Ancelotti en la presentación de James. Para ayudar al estratega italiano, La web de la Bundesliga en Español hizo una nota analizando algunos sistemas en los que el colombiano encaja a la perfección.

Mediapunta en un sistema 4-2-3-1

A priori, la preferida por el propio jugador. En un sistema clásico de 4-2-3-1, James es uno de los claros candidatos a ejercer como ‘10’ o enganche por detrás del delantero centro (Robert Lewandowski). Las impecables cualidades técnicas de James Rodríguez le habilitan como goleador, asistente, creador y conductor de juego. Dada su marcada vocación ofensiva, cuanto menos ocupado se muestra el colombiano en defender, más lúcido se desempeña en ataque. Esta es precisamente la posición en la que debutó como titular con el Bayern, en la final de la Telekom Cup ante Werder Bremen. Thomas Müller formó a su derecha y Coman a la izquierda.

¿Los posibles damnificados?

Especialmente Thomas Müller, Franck Ribéry y Thiago Alcántara. Todos son agitadores del área natos y competirán de forma directa por un rol a la espalda más inmediata de Lewy. Thomas Müller, uno de los mayores asistentes la pasada temporada (14), pegó un bajón el curso pasado en el apartado goleador (20 goles en la 2015/16 por los cinco en la 2016/17) pero es un mediapunta de manual, siempre con la portería en mente.

El papel de Thiago Alcántara se retrasa un poco más –al menos en el Bayern– y ejerce de cerebro y conductor creativo del juego muniqués (cinco asistencias y seis goles en la 2016/17), de modo que podría ser el enganche perfecto por delante de Tolisso y Vidal. En cuanto a Franck Ribéry (11 asistencias en la 2016/17), su tendencia natural a volar por las bandas es un factor diferenciador que aporta siempre imprevisibilidad a la delantera bávara.

Si se toma en cuenta que Ancelotti ya ha anunciado que en principio partirán de la premisa de un centro del campo con dos mediocentros (donde también habrá feroz competencia con Thiago, Tolisso, Vidal, Rudy, incluso Martínez y Kimmich), James tendrá bastante asegurada la cobertura defensiva y podría centrarse en asociarse con sus compañeros en tareas ofensivas. De forma que el esquema 4-2-3-1 potenciaría que gente como James tenga más libertad de movimiento y afilaría su instinto depredador.

En banda (derecha o izquierda) en 4-3-3 o 3-4-3

La extraordinaria nómina de centrocampistas y defensas permitirá al Bayern que Carlo Ancelotti pueda redibujar su planteamiento táctico de forma completamente satisfactoria. El curso pasado Carletto empleó el 4-3-3 de forma recurrente, de modo que James podría ocupar una de las bandas, con lo que coincidirían en el campo cinco mediocampistas (dejando de lado el puesto de delantero centro).

Otra opción, en absoluto descabellada, es el planteamiento de un 3-4-3. El elevado número de defensas centrales podría llevar a Ancelotti a apostar por tres zagueros centrales y un poblado mediocampo, en el que cabrían de nuevo innumerables y jugosas combinaciones, con James ejerciendo numerosos roles.