Bundesliga

Claudio Pizarro jugará hasta los 40, ¿le alcanza?

Claudio Pizarro jugará hasta los 40, ¿le alcanza?

El peruano Claudio Pizarro reveló en un medio alemán que aún le queda una temporada más. ¿Será en el Bremen?

>> DANI ALVES DIBUJA PORTADA DE HIGUAÍN EN MÓNACO

A sus 38 años, el cuerpo de Claudio Pizarro no le responde igual. Las lesiones lo condicionan y hasta se perdió las primeras 9 fechas de la Bundesliga por una lesión muscular. Ahora, Alexander Nouri confirmó que está de vuelta por un nuevo problema físico. Y al confirmarse su retorno, el punta peruano aseguró lo siguiente: "decidí que todavía quiero jugar al fútbol un año más".

Sin embargo, el ‘Bombardeo no ratificó si su última campaña la hará en el Bremen, club del cual es ídolo y, además, goleador histórico del equipo. ¿Por qué? Su contrato acaba al final de temporada, de manera que el Werder Bremen tendrá la preferencia en caso quiera renovarle por una temporada más.

A su vez, vale decir que Claudio pelea el puesto con Fin Bartels, quien ha hecho goles en los últimos encuentros.

De los 18 encuentros de Bundesliga en los que participó hasta el momento Pizarro, en 10 fue titular. Su cuota goleadora es la que está baja. Solo registra un tanto al Bayer Leverkusen, por lo cual podemos decir que esta es su peor curso goleador desde que arribó a tierras teutonas. Aún quedan fechas para que mejore su pobre número.

Liga Española
Liga Española

Gerard Piqué renueva hasta el 2022 y Rafinha cerca de irse

Gerard Piqué renueva hasta el 2022 y Rafinha cerca de irse

Foto: Getty Images

Gerard Piqué renovó su contrato con el FC Barcelona hasta el 2022 y espera seguir consiguiendo títulos.

>>Messi falla penal y Barcelona pierde invicto de 29 partidos

Se queda. Gerard Piqué se encuentra muy a gusto en el FC Barcelona y eso ameritó que estire su vínculo con los catalanes por 4 años más. El defensor de la Selección Española renovó hasta el 2022 y todo indicaría que finalizará su carrera en el club en el cual hizo divisiones menores y es confeso hincha.

Muchas veces se la ha preguntado a Piqué si le interesaría ser en algún momento presidente del FC Barcelona y este nunca negó que le gustaría estar dentro de ese cargo. Con eso, se puede concluir que el defensa continuará después del fútbol en el cuadro catalán. El estandarte del cuadro de Messi en defensa ha conseguido 25 títulos y espera seguir en esa senda en los años que vienen.

Por otro lado, Rafinha Alcántara podría cambiar de club. Su destino sería el Inter de Milán que, según medios españoles ha puesto 35 millones de euros sobre la mesa para llevárselo. Recordemos que el brasileño volvió a jugar con el Barcelona luego de 292 días. Esto significa que Ernesto Valverde no le da las oportunidades que quisiera y buscará nuevos horizontes para tener más minutos. Se esperará los próximos días para saber su nuevo destino.

Fútbol Europeo
Fútbol Europeo

Neymar y un egoísmo que rechaza la hinchada del PSG

Neymar y un egoísmo que rechaza la hinchada del PSG

Neymar anotó cuatro goles y dio dos asistencias ante el Dijon, pero la afición del PSG lo abucheó

>> Ricardo Gareca tendrá un encuentro religioso antes del Mundial

Neymar, una vez más, brindó un espectáculo con la camiseta del París Saint-Germain. Cuatro goles y dos asistencias fueron su registro en el 8-0 sobre el Dijon por la Ligue 1, pero en vez de ser ovacionado en el Parque de los Príncipes fue abucheado.

Pero, ¿por qué Neymar fue pifiado por la afición del PSG? Todo es producto de la rivalidad con Edinson Cavani, quien lleva más tiempo en el equipo parisino y cuenta con mayor cariño de parte de los seguidores del club.

El delantero uruguayo pudo convertirse en el máximo goleador en la historia del PSG, sin embargo, Neymar le quitó la posibilidad de superar a Zlatan Ibrahimovic.

Con un gol anotado en el partido, el 3-0 a los 21', Cavani pudo marcar el 157 desde que en 2013 llegó del Nápoli, pero fue Neymar quien decidió patear el penal que significó el 8-0 para el PSG sobre los 83'.

A Neymar no le importó los gritos de "Cavani Cavani" que bajaban de las gradas del estadio parisino, ni menos los pifias. Aunque no celebrar el gol y el enojo evidente en su rostro ensombrecieron el partido de 10 puntos que hizo.