Copa Libertadores

Lo mejor del 2016: Atlético Nacional campeón de América

Lo mejor del 2016: Atlético Nacional campeón de América

Foto: Getty Images

El año que se acaba será recordado por la supremacía?de?Atlético Nacional de Colombia en la Copa Libertadores.

>>?Atlético Nacional pide que se declare campeón a Chapecoense

Arturo Mina tendido en el suelo, producto de una dolencia muscular, proponía el descalabro ecuatoriano. Su líder natural, la imagen del equipo y estandarte de la defensa llevó las manos a las cabezas de absolutamente todos los seguidores de Independiente del Valle. Sin embargo, fue solo un susto. Un desaliento que escapó del tormento ni bien se le observó desviando un tiro libre de los colombianos. Una pelota quieta que inesperadamente impactó en el poste y dejó la bola con lazo de regalo al goleador del último tramo. A aquel actor inesperado que protagonizó más de una película ?verdolaga’ en zona de eliminación. El cuero le cayó servido y el punta remató cruzado para poner de cabeza a todo un Atanasio Girardot, que en su inicio homenajeó a quien la gran mayoría de hinchas cataloga el mejor futbolista de su historia: César Cueto.

Y bajo la atenta mirada del poeta, el conjunto de Reinaldo Rueda se fue desinflando. Tuvo opciones, pero renunció a su esencia. Alejandro Guerra y Macnelly Torres perdieron contacto con el balón e Independiente del Valle generó situaciones de riesgo. Una de ellas derivó en un penal que el arbitro Pitana no rigió con atención. Uchuari, quien ingresó por Sornoza, fue trabado por Henriquez en el área, mientras ensayaba su remate, y el juez del duelo nunca sancionó. Y sin duda, aquella acción será la mancha imborrable para los hinchas de Independiente, quienes en su mayoría no podrán dormir pensando en dicha jugada.

[caption id="attachment_19356" align="alignnone" width="1000"]Foto: El País Colombia. Foto: El País Colombia.[/caption]

El verdolaga también tuvo dos claras oportunidades. Borja aprovechó el flojo juego que tuvo durante todo el enfrentamiento Mina, seguramente el mejor jugador del cuadro ecuatoriano en la competición, y con criterio le ganó la posición. Dejó desparramado al nuevo futbolista de River Plate, aunque lo nubló la ansiedad. No alzó la mirada y apurado chutó desviado. Y la segunda estuvo en la cabeza de Marlos Moreno. El delantero anticipó de testa la salida de Azcona, pero su disparo salió pegado al primer palo del portero paraguayo.

Evidentemente no fue el partido que quisimos ver, pero triunfó el mejor cuadro de la Copa Libertadores. Por juego, individualidades y porque jamás lo superaron en la cancha. Los Armani, Davison Sánchez, Sebastían Pérez o Alejandro Guerra será recordados para siempre por repetir lo hecho en el año 89. Cambiaron los intérpretes. Es decir que desaparecieron los Copete o Ibarbo, reemplazados por Borja y Berrío, y la propuesta no se modificó. La pelota siempre rodó por el piso y se coronó el que muchos recordarán como el último gran equipo de América.

Atlético Nacional 1-0 Independiente del Valle

https://www.youtube.com/watch?v=Nfxj5HmkwKo