Advertisement CONTINUAR LEYENDO
Fútbol Peruano

Alianza Lima y el miedo a perder

Alianza Lima y el miedo a perder

Quince jugadores se marcharon en el 2014, doce en el 2015 y trece en el 2016.

El resultado: ningún título nacional.

En el mismo tiempo, solo seis jugadores juveniles fueron promovidos al primer equipo.

Alianza Lima no invierte, gasta. Y con un criterio cortoplacista que preocupa. El club, arriba ni abajo sostiene un proyecto. 

En mayores, la ausencia de un título nacional (ya son 10 años sin campeonar) parece haber causado una histeria colectiva en todos los sectores: desde los hinchas hasta los dirigentes. En menores, de la categoría 94 en adelante las opciones de elección son pocas.

Que cuarenta jugadores se hayan ido del club en los últimos tres años habla de la poca planificación que existe en La Victoria.

¿Es normal que un equipo grande cambie medio plantel año tras año porque no consiguió el resultado de campeonar? ¿O es anormal?

Alianza busca ganar un campeonato para gritarlo a sus detractores. Quiere campeonar por campeonar. El costo no está en discusión.

Ese es precisamente su principal problema: huir del largo plazo para conformarse con el corto. Las derrotas debilitan su sueño y fortalecen su miedo a seguir perdiendo. Entonces los dirigentes actúan para aplacar el miedo. 

Un título de este tipo no marcará ninguna diferencia. Títulos ganaron muchos. O todos. Basta del miedo a perder de los dirigentes.

El día que Alianza piense en un título como parte de un trabajo planificado que confirme un proyecto y siente una base de cara al futuro será realmente un verdadero campeón.

Una estrella más solo servirá para acabar con las burlas y los memes en las redes sociales.