Descentralizado

Pedro Troglio, Pablo Zegarra y el resurgir de 4 futbolistas

Pedro Troglio, Pablo Zegarra y el resurgir de 4 futbolistas

Foto: Esthefania Bedoya

Quintero y Gómez elevaron su nivel tras la llegada de Troglio. Lo mismo hicieron Ávila y Sandoval cuando Zegarra reemplazó a ‘Chemo’. ¿Talento o confianza? Un poco de ambos.

>> Alberto Quintero y la particularidad ganadora de sus goles

Ninguno de los dos iniciaron la aventura, dado que se subieron al colectivo sobre la marcha. En eso concuerdan Pedro Troglio y Pablo Zegarra, aunque el argentino tomó las riendas de Universitario mucho antes. No son favoritos para ganar el Apertura, puesto que Alianza Lima y Real Garcilaso son favoritos por puntos. Pero como buenos ganadores, no desistirán hasta que cierren los números.

Vale aclarar que los técnicos en mención, el crema y el celeste, no tuvieron poder de decisión en los jugadores. El de Troglio fue el elenco conformado por Chale, mientras el de Zegarra fue ideado por ‘Chemo’. Eso no quiere decir que no hayan intentado potenciarlos. Muestra de ello es la distinta cara que descubren algunos de sus futbolistas, a diferencia de la que revelaban con los anteriores estrategas. Entonces, aquí la pregunta: ¿qué tanto es capaz de potenciar un determinado DT a un jugador que antes había perdido la brújula y el juego?

En Universitario, hay dos casos particulares. El de Alberto Quintero y el de Alexi Gómez.

Alberto Quintero:

Poco y nada jugó con Chale. Tras el duelo ante Capiatá, muchos le pusieron la cruz. Incluido el comando técnico. Por consecuencia, en la Liguillas casi ni jugó. Antes que arribara Troglio a la ‘U’, solo disputó un encuentro de visita ante Huancayo y los dos por Copa Libertadores ante el conjunto paraguayo.

Al llegar Troglio, una de sus primeras frases fue: “Alberto Quintero es un futbolista impresionante”. Y no se equivocó, el panameño ha aportado con desequilibrio por la derecha y gol. Desde que marcó en el clásico ante Alianza Lima su rendimiento fue en alza. Registra 8 tantos en el campeonato y cada vez que anotó, los cremas no perdieron.

Alexi Gómez:

Alexi empezó bien el año, tras un gran partido en Paraguay ante Capiatá, pero después se mareó. El extremo de Universitario no fue el mismo del inicio y hasta Chale lo sacó fuera de la lista. Volvió con las indisciplinas, fue expulsado en un clásico y, por tanto, dejó de ser una de las piezas más peligrosas de la ‘U’.

Troglio llegó y el tipo cambió. Pedro dijo que en el último tiempo había hablado más con Gómez que con sus propios hijos. Lo arropó como tal y Alexi respondió. Con goles, juego y un llamado a la Selección. Suma 18 partidos en el año y 3 conquistas en el torneo peruano.

En Sporting Cristal, Pablo Zegarra potenció de gran manera a Ávila y Sandoval.

Irven Ávila

Ávila regresó desmotivado de Ecuador y lejos estuvo de su mejor forma. ‘Chemo’ no le encontraba la posición y evidentemente perdió confianza. Sin embargo, ahí estuvo Zegarra para recuperarlo. Lo colocó de ‘9’ y nunca lo negoció en su equipo. Encontró a su socio ideal, Ray Sandoval, y se topó con el gol. Ahora acumula 13 anotaciones en el torneo y 6 los realizó desde que arribó Zegarra.

Ray Sandoval

‘Chemo’ Del Solar lo congeló por una indisciplina. Él pidió disculpas públicas. Sin embargo, los murmullos volvieron a La Florida y de seguro que muchos repitieron: “¡otra vez, Sandoval!" Pero Ray tuvo el poder para levantarse. Perdió terreno con Del Solar, quien prefirió a Ortiz, y después el peruano solo gozaba de minutos. Hasta que llegó Zegarra. El actual estratega ‘rimense’ no dudó de él y al marcar ante Ayacucho en casa, no lo sacó más de su oncena.

Por derecha, Sandoval se ha vuelto una garantía. Cuando agarra viada es difícil agarrarlo. Así le marcó a Rosario en Huaraz. Conserva 9 goles en el campeonato y 5 fueron con Zegarra al mando. Gareca, por lo menos, lo debe estar mirando de nuevo.

Así es el fútbol. Los jugadores muchas veces necesitan de las personas correctas en el momento correcto. En definitiva para Quintero y Gómez la llegada de Troglio les cayó como anillo al dedo, mientas que Zegarra fue un factor determinante para que Sandoval y Ávila se reencuentren con su más dulce versión.