Peruanos en el exterior

¡Golazo de Trauco salva el clásico en último minuto!

¡Golazo de Trauco salva el clásico en último minuto!

Foto: Flamengo

Golazo de Miguel Trauco sobre el final marca el 2 a 2 en el Maracaná. Es su primera conquista en el Brasileirao.

Cuando el partido moría, apareció Miguel Trauco. Golazo de zurda por parte del peruano para no perder ante Fluminense. Cuando las papas quemaban, tomó la lanza y cruzó un disparo raso para vencer la portería del Flu y marcar su primer tanto en el Brasileirao. Vale acotar que a nada estuvieron de perder el clásico en el Maracaná.

El egoísmo de Orlando Berrío condicionó el triunfo de Flamengo en el Clásico ante Fluminense en el Maracaná. Después de una maravillosa acción individual, el colombiano no quiso servirle la pelota a Paolo Guerrero – sí, no quiso – de manera que el 2 a 1 nunca arribó. El encuentro estaba empatado a uno y Berrío prefirió salir antes él en portada que darle la victoria al ‘Fla’.

El Fluminense tuvo mucha suerte. El Flamengo fue mucho más equipo en el partido, dado que tuvieron enfrascado a su rival en su campo durante casi todo el duelo. Wendel abrió la cuenta para el ‘Flu’ a los 37 minutos, luego de encontrar fortuna en el palo defendido por Thaigo. Wendel llegó para conectar el balón, impactarlo con el poste y recibir el rebote para definir con total soledad.

El conjunto de Zé Ricardo, técnico del cual su continuidad pende de un hilo, intentó y es así como en la segunda parte halló la paridad. Éverton llegó hasta el fondo del campo, centró la pelota de zurda y tras una serie de rebotes, Diego se reencontró con el gol. Desde que volvió de su para, no había conseguido convertir un tanto.

Después de la acción que describimos en el segundo párrafo, en la cual Berrío no se la pasó a Guerrero, ocurrió el penal. Richarlison llegó solo para definir en el pórtico de Thiago y Juan lo derribó. Henrique Dorado lo cambió por gol.

Al final de cuentas, Miguel Trauco salvó la ropa. Tremendo gol del peruano para mantener con vida al técnico Zé Ricardo.