Peruanos en el exterior

Lobos BUAP: el club de Advíncula y Aquino que busca asentarse en la Liga MX

Lobos BUAP: el club de Advíncula y Aquino que busca asentarse en la Liga MX

Foto: Lobos BUAP

Luis Advíncula y Pedro Aquino jugarán para el cuadro recién ascendido a la Liga MX, Lobos BUAP, en la próxima temporada.

>> Crónica: Guerrero ratificó con un golazo el buen complemento de Perú

El equipo recién ascendido a la Liga MX tendrá a dos peruanos como principales figuras en su plantel. Luis Advíncula y Pedro Aquino serán futbolistas de los Lobos BUAP para la próxima temporada del fútbol mexicano.

El lateral derecho llegó como refuerzo de Tigres para la campaña anterior, pero una lesión lo perjudicó y no logró consolidarse como titular. El cuadro ‘Felino’, durante el ‘Draft’, tomó la decisión de prestar al peruano al equipo recién ascendido a la primera división. Por el otro lado, Pedro Aquino fichó por Monterrey y al igual que Advíncula, se irá a los Lobos BUAP como jugador cedido de los ‘Rayados’.

Con dos peruanos en los Lobos, es necesario conocer de cerca el nuevo club de Aquino y Advíncula. El cuadro también conocido como la ‘Manada’ fue fundado originalmente en 1967, siendo así uno de los equipos que inauguró la Tercera División de México en la temporada 1967/68. La idea del club era tener una gestión similar a los Pumas UNAM. El club pertenece a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La ‘casa’ de los Lobos BUAP es el Estadio Olímpico de la BUAP con capacidad para 23 mil espectadores. Ya en primera, el equipo de los peruanos Advíncula y Aquino se podrán enfrentar a su clásico rival, Puebla, tras varios años.

El camino de Lobos BUAP para llegar a la primera división inició cuando se clasificaron a la Liguilla. Quedando en el sexto lugar en el Clausura, los Lobos se enfrentaron a Alebrijes Oaxaca en cuartos de final y vencieron con un global de 2-1.

En semifinales vencieron a Mineros Zacatecas (líder del torneo) con un contundente marcador de 6-2. En la final, el ahora cuadro de los peruanos enfrentó a Bravos Juárez donde lograron un triunfo global de 4-1, obteniendo así su primer título en el Ascenso MX.