Selección Peruana

Perú-Bolivia: El problema no es el concierto

Perú-Bolivia: El problema no es el concierto

Foto: Internet

La incógnita sobre el estadio que usará la Selección Peruana ante Bolivia por la próxima fecha de las Eliminatorias Rusia 2018 aun se mantiene en el aire. 

>> Paolo Guerrero y Corinthians, una historia entre el amor y el odio

El mensaje es equivocado. Muchas personas critican que se desarrolle el concierto del 12 de agosto en el Nacional, incluso utilizando el hashtag (#ElNacionalEsDeLaSeleccion), mas no al verdadero causante del conflicto: el IPD.

Aquí el error es que el IPD, teniendo conocimiento de que había un partido de Eliminatorias rumbo a Rusia 2018 programado para el 31 de agosto, haya aceptado la realización de un concierto 19 días antes del compromiso (Perú vs. Bolivia).

Esto perjudica al campo de juego y, sobre todo, la refacción del mismo. Ese es el problema para la FPF. Sin embargo, así como es un problema para la FPF, la no realización del concierto es un problema de dinero para el IPD (los conciertos son muy rentables para ellos).

Las cartas notariales de la FPF han ido directamente al IPD, no a los organizadores del concierto. Evidencia de que están pidiendo que se corrija el error a quien lo cometió.

Sin embargo existe desde la opinión pública, la prensa (y hasta la jefatura de prensa de la FPF) una equivocada transmisión del mensaje, tratando de manipular la opinión de la gente de que es el concierto el culpable. 

El hashtag utilizado en Twitter es una muestra de que se quiere generar un tema psicosocial. En la mayoría de estadios de todo el mundo se realizan conciertos, así no sea el objetivo peimcipal desde su construcción (porque este es el deporte).

Decir que el Nacional es de la Selección Peruana es otro error porque la FPF no pertenece al Estado. La FPF, más bien, es un cliente. 

Se ha generado todo un problema innecesario, algo que no sucedió el año pasado. El 24 de octubre tocó la banda Aerosmith y 22 días después (15 de noviembre) jugó Perú ante Brasil; es decir, la FPF tuvo casi el mismo tiempo que ahora para refaccionar la cancha.

¿Qué cambió?