Selección Peruana

Perú: Una película, o clasificación, de ángeles y demonios

Perú: Una película, o clasificación, de ángeles y demonios

Foto: Getty Images

Seguramente ni Woody Allen hubiese podido diseñar un film tan infartante como el que protagonizaron Ricardo Gareca, Paolo Guerrero y cada uno de los dirigidos en toda la clasificatoria. De hecho, hay capítulos increíbles, en casi 4 años de proceso, que invitan a pensar que en verdad #estánpasandocosas.

>> ¿Cómo informó el mundo la clasificación de Perú al Mundial?

“Gareca los va a llevar al Mundial” (0-2 en Barranquilla ante Colombia)
Pekerman vio el futuro. “Háganle caso. Él (Gareca) los va a llevar al Mundial”, le dijo el técnico de Colombia a Carlos Lobatón tras culminar el duelo. Un choque en el que no merecíamos irnos con las manos vacías, porque el cuadro de James no fue ni el espejismo del equipo que observamos en el Mundial de Brasil. Teo Gutiérrez y Cardona sellaron el 2 a 0 en contra.

Ay ‘Cuevita’, ay ‘Cuevita’ (3-4 ante Chile en Lima)
Parecía que no aprendimos del proceso pasado. Yotún fue expulsado por lanzar un balonazo a un uruguayo en el proceso de Markarían, y ahora Christian Cueva, uno de los elementos en los cuales Gareca depositó su confianza, copiaba la acción con Jorge Valdivia. Alexis Sánchez y Eduardo Vargas comandaron la victoria chilena en un Nacional que fue dejado con muchos sentimientos de desazón por la irresponsabilidad de Cueva.

“Jefferson Agustín Farfán Guadalupe por tu mamacita” (1 a 0 en Lima contra Paraguay)
Un tanto bastó. Eran épocas donde las vacas sagradas de Perú aún eran parte del equipo. Vargas, Pizarro y Farfán, autor del único tanto del cotejo, eran los nombres de cartel en el once. El equipo de Gareca barrió una acción de derecha a izquierda y Farfán de derecha, al primer palo, terminó por vencer la resistencia el portero Silva de Paraguay. Por fin, la ‘Foquita’ no dio los primeros tres puntos.

Batacazo en Brasil (0-3 en Bahía)
Si respiramos en las Clasificatorias por derrotar a Paraguay en nuestro querido Estadio Nacional, el revés llegó rápidamente con una categórica goleada en contra en Brasil. El equipo que aún dirigía Dunga nos aplicó un baño de fútbol. Penny, quien reemplazó a Gallese por decisión técnica, recogió la pelota de su valla hasta en tres ocasiones por goles de Renato Augusto, Douglas Costa y Filipe Luis. Gareca debía recuperar a sus jugadores y también responder más de una pregunta tendenciosa en conferencia de prensa.

“Edison Flores y Ruidíaz, los cremas que asomaron en la Selección” (2 a 2 con Venezuela en Lima)
Si en el presupuesto estaba ganar los tres puntos en casa frente a Venezuela, se equivocaron. La ‘Vinotinto’ nos plantó cara en nuestra propia casa y empezó ganándonos por dos a cero. Ricardo Gareca debía cambiar algo ya. Sacó a Pizarro y a Farfán para dar ingreso a dos futbolistas que la rompían en el campeonato peruano: Edison Flores y Raúl Ruidíaz. Ambos fueron solución y Perú salvó un empate a dos. Ruidíaz tuvo incidencia en los dos goles y Edison Flores le sirvió el segundo a la ‘Pulga’.

“Cavani amargó el retorno del ‘Mudo’ Rodríguez” (0-1 en Montevideo)
Los centrales titulares de Perú en el inicio de las Clasificatorias eran los dos Carlos, Zambrano y Ascues. Sin embargo, Gareca ante Uruguay dio una vuelta de tuerca a la zaga. Alberto Rodríguez y Christian Ramos tomaron los lugares en el medio de la defensa y no los movieron más. Lamentablemente en un despiste, Suárez y Cavani terminaron por amargarnos la tarde. Polo la tuvo sobre el final, pero su disparo se fue cerca del palo.

“Chile, gracias por protestar a la FIFA” (0-3 en Bolivia, 3-0 en mesa)
Ricardo Gareca diseñó un equipo de altura en el cual figuraban Ávila, Ruidíaz u Ortiz en la alineación de Perú. La pelota parada nos jugó en contra y caímos goleados por 3 a 0. Sin embargo, Bolivia no debía incluir a Nelson Cabrera, paraguayo nacionalizado boliviano, por no cumplir con los requerimientos. Finalmente la FIFA falló a favor nuestro y de Chile, de modo que sumamos tres puntos y tres goles.

“Renato de mi vida” (2 a 1 a Ecuador en el Nacional)
No fue nuestro partido más lúcido, pero vaya que conseguimos la victoria. Christian Cueva marcó de penal, pero luego Achilier empató tras un balón detenido. Para nuestra suerte, de una pelota confusa es que Renato Tapia pudo sacar petróleo. Le quedó dando bote un balón perfecto y de derecha empalmó la conquista de la historia. Acto seguido, Tapia dibujó un corazón a las cámara y reanimó la clasificación.

“Paolo está a la altura de Luis Suárez” (2-2 contra Argentina en casa)
Paolo se cargó el partido solo contra Argentina. Desde Buenos Aires, Sebastián Vignolo, periodista de Fox, dijo que si Paolo tuviese otra nacionalidad en el pasaporte estaría jugando en el Barcelona y que está a la altura de los mejores delanteros del mundo. Guerrero originó el primer empate tras un balón largo que le mandó Trauco para luego, con la marca de Funes Mori encima, chutar la primera palo de Romero y convertir el 1 a 1. Después Mascherano le cometió penal y Cueva lo cambió por gol.

“Doblete de Vidal y fantasmas a la vista” (1-2 en Santiago)
Un solo futbolista nos ganó el partido. Sí, Arturo Vidal, quizá el jugador más detestado por el Perú y Sudamérica. El tipo erigió como el mejor elemento del partido y nos anotó por duplicado. Un buen recorrido de Isla por derecha, a cuestas de Trauco, culminó en un centro perfecto que de cabeza Vidal supo transformar el gol. Edison Flores igualó de soberbia resolución, pero la media distancia nos pasó factura. Vidal de disparo raso no regresó a casa con las maletas vacías. La preocupación se instaló en el equipo peruano.

“Cueva tomó el Defensores del Chaco” (4-1 en Asunción)
El primer mito que se quebró en las Clasificatorias fue el golpe de autoridad que dimos en Paraguay. Pusimos nuestras condiciones sobre la mesa, a pesar que empezamos perdiendo el cotejo. Un cabezazo de Ramos, herido, no dio el empate y luego apareció Christian Cueva. El futbolista del Sao Paulo fue un goce y comandó la victoria de Perú por 4 a 1.

“Tite y Brasil nos regresaron a la tierra” (0-2 en el Nacional)
André Carrillo estrelló un balón en el palo en el inicio, pero no nos confundamos. Brasil mostró su superioridad. Se desquitó del traspié ante los nuestros en la Copa América Centenario y empezó a asegurar su clasificación. Renato Augusto y Gabriel Jesus marcaron el 0 a 2 en Lima.

“Paolo y un empate en Maturín que hoy valoramos” (2-2 en Venezuela)
Las condiciones de la cancha en Maturín eran un desastre. La media distancia nos jugó en contra. Gallese no tuvo un buen partido. Pero Perú respondió en el complemento. Carrillo convirtió tras una gran acción colectivo y luego Guerrero de cabeza selló la igualdad a dos. Si entraba la última de Cueva…

“El tope de Perú fue Uruguay” (2-1 en casa contra Uruguay)
Para muchos ante los de Tabárez, Perú disputó su mejor encuentro en las Eliminatorias. Yotún, de genial presentación, fue determinante en la igualdad a uno. Cedió una pelota perfecta para que Paolo haga ver a Diego Godín como un defensa de tercer nivel. Le ganó la posición y venció la resistencia de Muslera. Luego Flores ratificó el buen juego de Perú al trasladarlo al resultado. Godín la tuvo al final, pero hay cosas escritas en el fútbol.

“Justiniano, Justiniano…” (2 a 1 a Bolivia en el Monumental)
Nadie quiere ver la repetición. En la última jugada del partido, el futbolista boliviano definió a las nubes. Perú fue muy superior en el juego y los sostuvo con goles de media distancia por parte de Edison Flores y Christian Cueva. Sin embargo, al final, casi se nos sale el corazón del pecho.

“Gloria Perú en las alturas” (2 a 1 en Quito)
Muchos dirán que es el partido de la clasificación. Perú debía ganar en Ecuador, de lo contrario hubiésemos dicho adiós al Mundial. Ganamos con temple. Flores de media distancia batió a Banguera y luego, a la contra, Hurtado dio crédito a su ingreso. Sufrimos en el epílogo con la expulsión de Ramos y el gol de Valencia. Pero ganamos…

“Gallese les tapó la boca en La Boca” (0-0 en Buenos Aires)
Messi tuvo un excepcional partido, pero el más determinante fue Pedro Gallese. Sin ritmo de encuentros, el número uno de la selección evito goles increíbles y rescatamos un punto de donde no sumábamos hace tiempo. Guerrero la tuvo al final para ganar…

“Era indirecto Paolo. ¡Era indirecto! (1-1 con Colombia en Lima)
Hay cosas que están escritas. David Ospina tocó un balón que si no lo hacía no era cobrado como gol. Sin embargo, la pelota entró y todo varió. La victoria de Venezuela en Paraguay y la goleada de Brasil a Chile nos dieron la mano. ¡Nos metimos al repechaje!

“Sin Paolo a Wellington” (0-0 en Nueva Zelanda)
Empate con sabor a poco en Nueva Zelanda. Varios futbolistas no rindieron como se esperaba de modo que nos quedamos en la igualdad.

“Y un día volvió” (2-0 en Lima ante Nueva Zelanda)
Farfán disputó un genial partido contra Nueva Zelanda. La ‘Foquita’ fue para muchos el mejor del partido y abrió el camino tras resolver un pase de Christian Cueva. Luego Ramos confirmó la noticia: Perú vuelve a un Mundial tras 36 años de espera.

Copa Libertadores
Copa Libertadores

¿En qué debe mejorar la U?

¿En qué debe mejorar la U?

Foto: Universitario de Deportes
Poco que rescatar de la 'U' en Santa Cruz. Sin embargo, no hay tiempo para lamentos. Los cremas deben mirar hacia adelante, porque aún hay opciones. 
 
 
Independientemente de la táctica, el equipo de Pedro Troglio mostró problemas serios de fundamentos técnicos (ofensivos y defensivos) en la derrota contra Oriente Petrolero por la Copa Libertadores.
 
En ataque, por ejemplo, y frente a la dificultad que tenía para crear para progresar en las diferentes jugadas, los delanteros nunca pudieron ganarle la espalda a un rival. Demasido estáticos. Sin ningún movimiento de distracción. Sobre todo Chávez.
 
En la fricción por ejemplo, sea desde una pelota corta o larga, cuando un jugador de la U ganaba la posición, el apoyo inmediato - o sea el compañero- quedaba muy lejos que obligaba al futbolista a girar (lo que implica perder tiempo) y encarar. Esa segunda jugada no estuvo presente en los cremas.
 
Y en defensa lo mismo. Fundamentos. Falta de 'timing' y buenos controles del balón, demasiadas paredes perdidas y regresos desordenados. Por citar un ejemplo: en la jugada del segundo gol, Schuler no ve la posición de Vargas, corre detrás del delantero boliviano, lo habilita, y termina sin bloquear el remate. Demasidos errores de fundamento para un defensor que juega en la U.
 
Trabajar más y mejor en estos aspectos le traería beneficios a Universitario, sobre todo ahora que cuenta con un equipo joven para afrontar el 2018. De lo contrario, el camino será más duro que de lo que se esperaba.
Copa Libertadores
Copa Libertadores

La caída de la 'U' en Santa Cruz, una derrota merecida

La caída de la 'U' en Santa Cruz, una derrota merecida

Foto: Universitario de Deportes
Universitario cayó derrotado por 2 a 0 en cancha de Oriente Petrolero y tendrá que enfrentar la vuelta sin Figuera, expulsado sobre el final
 
 
La U perdió en su debut en la Copa. La llave no está cerrada -falta el partido de vuelta- pero la imagen dejada hoy en Bolivia es lamentable. 
 
Demasiados pases en zonas del campo en la que no generaba ningún tipo de peligro. Antes que tenerla para esperar el momento indicado y generar la ocasión de gol, la U tenía la pelota por la obligación del marcador en contra y sin ningún criterio para profundizar. 
 
En la U hay una preocupante ausencia de juego interior. No hubo pases filtrados. Todos son pases de apertura (a los costados) o atrás si la situación es complicada. Y cuando no hay ideas, el pelotazo largo a ver qué pasa.
 
Jersson Vásquez debe haber lanzado más de 10 pelotas al área sin ninguna intención de progreso de juego, sino únicamente de que aparezca una jugada de la nada que le permita a los cremas anotar. Pero no funcionó.
 
En ataque, lamentable. Y en defensa también. Movimientos descordinados, ausencia de lectura de juego y una suma preocupante de fallas técnicas individuales. La U se mostró como un equipo amateur, como si no hubiese tenido ningún entrenamiento. 
 
La U no tuvo mediocampo. Fue una zona en la que nadie se mostró para recibir y entregarle el balón a los delanteros para la segunda jugada. En vez de recibir el balón los medios, lo recibían normalmente los extremos. 
 
Todo mal en Universitario. No se nota la mano de Troglio y los problemas que se avizoraban son más preocupantes de lo esperado.