Selección Peruana

Por qué haber jugado con Guerrero de titular podría terminar siendo un problema

Por qué haber jugado con Guerrero de titular podría terminar siendo un problema

Foto: Getty Images

Paolo Guerrero fue titular en los dos partidos amistosos que disputó la Selección Peruana. En Trujillo contra Paraguay y en Arequipa ante Jamaica, el delantero inició las acciones por decisión del comando técnico liderado por Ricardo Gareca. La pregunta, entonces, es la siguiente: ¿Por qué que haya jugada de titular podría terminar siendo un problema?

Primero debemos analizar el contexto. Guerrero, sabemos, no podrá jugar contra Bolivia en el próximo partido de Eliminatorias debido a acumulación de tarjetas amarillas. Entonces, se pensó que en los amistosos, Gareca iba a intentar colocar a un reemplazante. No obstante, el llamado a serlo, Raúl Ruidíaz, no estuvo por lesión. 

> Sao Paulo condiciona a Galatasaray y le pone precio al peruano Christian Cueva

Esa es la primera interpretación. Al no estar quien se piensa que será titular contra Bolivia, el comando técnico optó por reforzar la idea con Guerrero de arranque. Y entregarle minutos a Alexander Succar, quien esta vez fue el único 9 disponible a parte de Paolo. Sin embargo, hay quienes creen, por ejemplo, que Gareca debió jugar al menos un partido sin el 'Depredador'.

Sin embargo, y si bien hfaber jugado con Guerrero ambos partidos desde el vamos se puede interpreta como que Gareca quiso reforzar la idea del equipo, también se puede tener el siguiente análisis: que nunca se buscó jugar para tratar de olvidarlo. Porque eso es lo que tocará contra Bolivia. Olvidarnos de Guerrero. Y de Paolo dependen muchas cosas. 

Contra Paraguay, fue él quien resolvió el partido. 

La idea de juego impuesta por Gareca en el equipo depende y mucho de Guerrero. Sin él, creemos que se tratará de continuar con el mismo estilo. No obstante, sin él también creemos que habrá una merma en algunos aspectos. Por ejemplo: cuando el equipo tenga dificultad para comunicarse entre líneas, una de las opciones siempre es bucar a Paolo salteando líneas para que gane arriba con su gran control de pecho. Eso, sin Guerrero, no lo tendremos. Con Ruidíaz el pase deberá ser siempre al espacio, para aprovechar su velocidad. Y ya esa es una diferencia.

Una diferencia que se podría haber puesto en práctica en estos compromisos con Alex Succar. Mas allá de las diferencias entre ambos -entre Ruidíaz y Succar-, son jugadores con los que el equipo podrá haber buscado otros caminos diferentes a los que Guerrero. Y eso es lo que podría terminar siendo un problema. No haber jugado para olvidarnos de Guerrero en este partido.