La Opinión

Reserva, a Buenos Aires

Reserva, a Buenos Aires

Foto: Getty Images

Por Omar Quispe Navarro

Acabó el partido y casi 20 minutos después un amigo compraba su pasaje para Buenos Aires. Tenía que ser ya, antes de que el precio suba como una inevitable reacción a la gran victoria de Perú en Quito. En más de un grupo de WhatsApp la gente empezó a tantear la idea de viajar a Argentina, más de uno aseguró que estará en el Monumental de Núñez alentando a la Selección, pero también más de uno empezó a hablar de reservar pasajes a Rusia. Y no está mal proyectarse y planificar, ni ser optimistas, está mal ser triunfalistas.

>> ¿Qué resultados necesita Perú para clasificar al Mundial?

El pasado nos enseñó, con mucha dureza, que ser triunfalistas acabó con las aspiraciones peruanas. Desde la Eliminatoria a Corea/Japón 2002, casi siempre, pasamos del "vamos al Mundial" en la segunda fecha, al "ya estamos eliminados" en la quinta. Afortunadamente, y creo que en una de las principales enseñanzas que deja el estilo de Ricardo Gareca, el hincha, la prensa y el equipo, empezaron a enfocarse en el partido inmediato, conscientes de que desde un perfil bajo podemos competir con cualquier rival.

Hoy más que nunca hay que mantener la calma, como se ha mantenido a lo largo de la Eliminatoria. Hay que pensar en Argentina en Buenos Aires y luego en Colombia, a la que no derrotamos en Lima desde 1981. El sueño de regresar a la Copa del Mundo puede volverse realidad y la calma para no adelantarse a los hechos será clave. Nos toca tener reserva para encarar las dos últimas fechas y no una reserva de pasajes a Rusia 2018.