El lateral brasileño de la Juventus, Dani Alves, tuvo una infancia muy humilde que no le impidió pensar en grande.

>> El ‘Piojo’ Herrera minimiza y avisa a la ‘Pulga’ Ruidíaz

Todas las paredes de su casa estaban garabateadas. Parecía obsesionado a coger un lápiz o plumón y decorar cada esquina con su nombre y apellido: Daniel Alves. Era una de sus travesuras preferidas con apenas seis años, recuerdan sus cuatro hermanos, con quienes vivía en Juazeiro, ciudad del estado de Bahía de Brasil donde nació. Un día, después de tanto pintarrajear la casa, su familia dio con el propósito de Dani, a modo de confesión: estoy practicando mi firma para cuando sea famoso.

Ha pasado veintiocho años desde aquella confesión de Alves a su familia. Hoy Dani firma autógrafos a placer. Se volvió un crack. Ha perfeccionado la letra, la derecha y ha sostenido su nivel. Fue el mejor aliado de Messi en el Barcelona, club con el que salió multicampeón, aunque más tarde decidió entregarlo a Juventus a costo cero. Gratis.

Dani, sin embargo, ha trabajado y luchado mucho en su carrera para que su firma sea catalogada como autógrafo. De niño, Alves se levantaba a las cuatro de la mañana. Junto a su padre, Domingo, quien era agricultor, salía de madrugada para trabajar desde las cinco en los campos en un lugar situado a 30 kilómetros de su casa. Allí, Dani trabajaba la tierra. Plantaba y recogía melones y cebollas. Era agricultor, comerciante y camarero. Pero a lo que verdaderamente aspiraba era a ser futbolista profesional. Por ese entonces, sin embargo, era la única manera de ayudar a su familia.

Siempre había un tiempo, pero era corto para jugar al fútbol. Debía volver rápido a casa debido a que las instalaciones deportivas quedaban lejos de su hogar. Su día era complicado. Finalizaba con un descanso de noche en una cama de cemento.

El fútbol era su pasión. Pero en ese entonces su cabeza estaba en ayudar a su familia. Cuentan que junto a su padre se dedicaba también a cazar palomas para tener carne que comer. La niñez de Dani fue dura, aunque él en todo momento recalque que siempre fue feliz.

Una de las cosas que hizo para sostener económicamente a sus padres y hermanos fue actuar como extra en una película de acción, apenas cuando tenía 14 años.

La vida puso a Dani en un camino de constante lucha contra la adversidad. Y se ha superado frente a cada uno de los golpes que le dieron. Incluso al nocaut del Barcelona. Lo que debe arrepentirse el cuadro culé de haberlo dejado ir. ¿O creen que no?

Y pensar que el Barcelona dejó ir a cambio de nada al único futbolista brasileño que tiene más títulos que Pelé.

No extrañó a Cristiano: Real Madrid debutó con triunfo en La Liga
Liga Española

Un gol de Dani Carvajal y otro de Gareth Bale dieron el triunfo a Real Madrid (2-0) frente a Getafe por la primera jornada de la Liga española. El equipo de Lopetegui sumó, de esta forma, sus primeros tres puntos que le sirven para levantarse de la última derrota en la Supercopa de Europa ante el Atlético de Simeone. 

>> Sin Guerrero; con Calcaterra: una mirada diferente a la convocatoria de Gareca

Sin Paolo; con Calcaterra: una convocatoria diferente
Selección Peruana

Seis ausencias hubo en la última convocatoria (para enfrentar a Holanda y Alemania) de Ricardo Gareca respecto a la lista de 23 jugadores que disputaron el Mundial en Rusia: Carlos Cáceda, Alberto Rodríguez, Aldo Corzo, Renato Tapia, Paolo Hurtado y Paolo Guerrero.

 >> Alianza Lima se queda sin Leao Butrón hasta el final del Apertura

A la ausencia de estos jugadores, por diferentes motivos, entre pocos minutos y cambios de equipo, se sumaron algunos nombres. El de Horacio Calcaterra, argentino nacionalizado peruano de Sporting Cristal, fue el más llamativo. Se ha criticado mucho su llamado por ser "nacionalizado", mas no por su fútbol. Esto último como una postura discriminatoria absurda que nos delata como país.

Un buen ejemplo sobre este caso es el que marcó el periodista Paul Pérez, de RPP, en su cuenta de Twitter: "Se juzga la convocatoria de Horacio Calcaterra por ser un jugador nacionalizado que ya tiene viviendo ocho años en el Perú, pero se pide a gritos a Cristian Benavente que no lo hizo nunca. Discusión desde lo deportivo se tolera, lo demás es falso nacionalismo", escribió.

En esa misma línea, el también peridiodista deportivo y ex Gerente de Comunicaciones de Universitario, Juan Carlos Ortecho, opinó: "Calcaterra, los venezolanos. Despreciar o subestimar a los que no nacieron aquí no nos hace más peruanos, solo nos hace más mezquinos y más subdesarrollados".

Horacio Zimmermann, hombre de la casa de D'ENGANCHE, por su parte, entregó una mirada a la convocatoria de Gareca, con muchas novedades: "Gareca es un entrenador que no tiene miedo a equivocarse. No le correr al error, lo enfrenta. Por eso aparecen nuevos nombres en la lista. Lo más fácil hubiera sido asegurarse con los mismos de siempre ante Holanda y Alemania".

Otro análisis a partir de la convocatoria tiene que ver con darle oportunidad a jugadores que fueron parte de su exitoso camino hacia el Mundial, pero que no tuvieron suficientes minutos en el equipo. Por ejemplo, es momento de ver a Raúl Ruidíaz como reemplazante natural de Paolo Guerrero. ¿Dará la talla suficiente ante rivales de máximo nivel competitivo?