El lateral brasileño de la Juventus, Dani Alves, tuvo una infancia muy humilde que no le impidió pensar en grande.

>> El ‘Piojo’ Herrera minimiza y avisa a la ‘Pulga’ Ruidíaz

Todas las paredes de su casa estaban garabateadas. Parecía obsesionado a coger un lápiz o plumón y decorar cada esquina con su nombre y apellido: Daniel Alves. Era una de sus travesuras preferidas con apenas seis años, recuerdan sus cuatro hermanos, con quienes vivía en Juazeiro, ciudad del estado de Bahía de Brasil donde nació. Un día, después de tanto pintarrajear la casa, su familia dio con el propósito de Dani, a modo de confesión: estoy practicando mi firma para cuando sea famoso.

Ha pasado veintiocho años desde aquella confesión de Alves a su familia. Hoy Dani firma autógrafos a placer. Se volvió un crack. Ha perfeccionado la letra, la derecha y ha sostenido su nivel. Fue el mejor aliado de Messi en el Barcelona, club con el que salió multicampeón, aunque más tarde decidió entregarlo a Juventus a costo cero. Gratis.

Dani, sin embargo, ha trabajado y luchado mucho en su carrera para que su firma sea catalogada como autógrafo. De niño, Alves se levantaba a las cuatro de la mañana. Junto a su padre, Domingo, quien era agricultor, salía de madrugada para trabajar desde las cinco en los campos en un lugar situado a 30 kilómetros de su casa. Allí, Dani trabajaba la tierra. Plantaba y recogía melones y cebollas. Era agricultor, comerciante y camarero. Pero a lo que verdaderamente aspiraba era a ser futbolista profesional. Por ese entonces, sin embargo, era la única manera de ayudar a su familia.

Siempre había un tiempo, pero era corto para jugar al fútbol. Debía volver rápido a casa debido a que las instalaciones deportivas quedaban lejos de su hogar. Su día era complicado. Finalizaba con un descanso de noche en una cama de cemento.

El fútbol era su pasión. Pero en ese entonces su cabeza estaba en ayudar a su familia. Cuentan que junto a su padre se dedicaba también a cazar palomas para tener carne que comer. La niñez de Dani fue dura, aunque él en todo momento recalque que siempre fue feliz.

Una de las cosas que hizo para sostener económicamente a sus padres y hermanos fue actuar como extra en una película de acción, apenas cuando tenía 14 años.

La vida puso a Dani en un camino de constante lucha contra la adversidad. Y se ha superado frente a cada uno de los golpes que le dieron. Incluso al nocaut del Barcelona. Lo que debe arrepentirse el cuadro culé de haberlo dejado ir. ¿O creen que no?

Y pensar que el Barcelona dejó ir a cambio de nada al único futbolista brasileño que tiene más títulos que Pelé.

Árbitro reconoce que su error influye en derrota de Melgar
Descentralizado

Joel Alarcón habló sobre el remate de Christofer Gonzáles que ingresó al arco de Alianza Lima y no fue convalidado

“Sí, reconozco el error. Viendo la repetición de las imágenes después del partido, varias veces, uno observa y es claro. El balón ingresa”, dijo Alarcón en declaraciones para Radio Capital. El árbitro FIFA de 37 años para luego reconocer que este error influyó en el resultado. “Sí incide, es subjetivo también porque uno no puede decir si le empataban, pero sí hay un error ahí”, reconoció.

Alarcón detalló la acción que debió poner el marcador 3-1 a Melgar de Arequipa en el minuto 69. “En esa jugada yo estaba casi al costado de Gonzáles, de ahí es imposible ver si el balón traspasa o no con la velocidad. Mi asistente estaba bien ubicado porque estaba con el penúltimo defensor”, indicó.

“Cuando pasa esta jugada, Christofer está a mi costado y no hay un reclamo muy grande porque la jugada no fue clara. Ya después con las cámaras se ve, pero en sí, en el partido, la sensación fue que no había ingresado”, comentó el polémico réferi peruano.

Pablo Bengoechea: "Lo que pasó en Arequipa está mal"
Descentralizado

El entrenador de Alianza Lima habló sobre la polémica victoria sobre Melgar en Arequipa y dio sus primeras impresiones sobre la final ante Sporting Cristal

Actos de violencia impidieron a Pablo Bengoechea contestar todas las preguntas de la prensa en el estadio la UNSA. El error arbitral que impidió a Melgar ponerse 3-1 arriba en el marcador, la renovación de su contrato y la inminente definición del título nacional fueron temas que necesitaban sus comentarios. La palabra del estratega blanquiazul era más que necesaria.

El gol no cobrado a Melgar
"El árbitro está lejos de la jugada. Reconozco que fue gol de Melgar, pero desde su ubicación no la vio. Lo que pasó en Arequipa está mal, pero es entendible porque fue una jugada muy polémica. A mí me preocupa cuando los árbitros ven algo que realmente no pasó, cuando no ven algo que sí pasó lo entiendo perfectamente porque yo tampoco veo un montón de cosas.

"Si hubiese VAR se resolvía eso. Pero el error pasa mucho. Hoy estamos felices porque los árbitros no vieron esa jugada, pero era difícil. El línea estaba bien ubicado, con el último defensor de Alianza; incluso, creo que si estaba en el otro sector lo podía observar mejor".

Sin ventajas
"Si gana Cristal, podemos decir que llegamos cansados. Y si ganamos nosotros, Cristal puede decir que la inactividad influyó. Todo es excusa. El miércoles nos vamos a enfrentar dos equipos que han hecho muchos méritos para entrar a la final. No se puede llegar más alto y no hay más partidos después de esta instancia, vamos a ver quién logra el objetivo máximo. confiamos mucho en nuestro plantel y estamos muy bien".

Renovación
"Pienso en ir a Uruguay, es un tema personal, el club lo sabe. En los momentos que iba a ir no fui. A partir de ahí el club tomará las decisiones más convenientes. De todas formas, pase lo pase, estoy súper agradecido con la institución. Me dieron la chance de trabajar acá y compartí momentos muy lindos".