Kroos y Modric son los encargados de manejar los hilos de juego del Madrid. Si encuentran las mismas ventajas que tuvieron ante el Atlético, el cual fue un partido perfecto, la Juventus la pasará muy mal. 

>> Francia envía a Paraguay a Trujillo con la canasta llena

No hubo un partido más placentero para el Real Madrid que el desarrollado en cancha en el Santiago Bernabéu ante el rival de ciudad. El conjunto de Zinedine Zidane simuló ser una auténtica máquina. Asoció, dominó y casi siempre tuvo a los jugadores de Simeone corriendo detrás del balón, instrumento que en un 61% tuvieron más los locales.

La participación de Toni Kroos y Luka Modric ese día fue muy regular. Fueron la descarga del equipo. Gabi, Koke y Saúl se complicaron más de la cuenta para neutralizar al alemán y al croata. Absolutamente dos de los mejores interiores del mundo, si no son desde ya los mejores. Frente al Atlético de Madrid, Kroos tocó la pelota en un total de 100 ocasiones, dando 98 pases completados. Hablamos de la perfección en el fútbol, propio del único jugador del planeta capaz de superar el centenar de toques en un partido, como solo Xavi Hernández lo sabía hacer.

Luka Modric completó 78 pases de 82 posibles, porque es un futbolista más arriesgado que Kroos. Da pases más atrevidos que Toni, dado que tiene mayor licencia para pasar al ataque.

Entonces, si Khedira, Pjanic y los del medio dejan construir a ambos, la posesión del Madrid podría atentar contra sus posibilidades. Ahora, Allegri buscará que esa tenencia no sirva para dañar a Buffon. Si el Madrid encuentra una ventaja rápida y el balón cae luego en Kroos y Modric, de seguro que la Juventus la pasará muy mal y tendrá grandes opciones de perder otra orejona ante el Real Madrid.

Aldo Corzo volvió a los entrenamientos
Descentralizado

Aldo Corzo, lateral derecho de Universitario de Deportes, regresó a los entrenamientos

>> Incongruencia crema

Durante el duelo entre Universitario de Deportes y Alianza Lima, Aldo Corzo sufrió un fuerte golpe en la cabeza al chocar con Alejandro Hohberg. Este impacto le generó al lateral un coágulo en la región frontal del cráneo y lo apartó de los partidos ante Municipal y Real Garcilaso. La recuperación del futbolista fue rápida y hoy (martes) entrenó en Campo Mar.

Sin duda, ante un plantel lleno de juveniles, la presencia de Aldo Corzo es vital para las pretensiones de Universitario de Deportes. El lateral derecho trabajó de manera diferenciada. Nicolás Córdova espera contar con él para el duelo ante Comerciantes Unidos.

Incongruencia crema
Descentralizado

Universitario de Deportes, dirigido por Nicolás Córdova, perdió jugando de local ante Real Garcilaso

>>Pablo Bengoechea y la definición del Torneo Apertura

“Lamentablemente son los jugadores que tenemos” fue lo que dijo el técnico Nicolás Córdova luego de la derrota de su equipo Universitario frente a Real Garcilaso en Lima.

Pocas personas han hecho hincapié en lo expresado por el entrenador chileno. Y no es que necesariamente tenga que utilizarse esta frase para criticarlo, sino también para tratar de explicar qué pasa con los merengues.

Definitivamente, en Universitario, existe una incongruencia entre lo que tiene (jugadores) y el estilo que propone Córdova. Y no culpamos al entrenador. Porque, como todos, debe ser el primero en querer ganar. Sus intenciones están fuera de discusión. El problema está arriba.

Cuando decimos arriba nos referimos a las decisiones tomadas en el escritorio. Córdova gustaba antes que llegue Troglio. Por haber eliminado a Flamengo en la Sudamericana y por ser un técnico joven. Pero definitivamente la dirigencia crema desconocía su método. Su estilo. Su propuesta.

Esto último podemos intuirlo porque la U no tenía los jugadores suficientemente capacitados técnica y tácticamente para lo que propone Córdova. Por eso sus declaraciones. Por eso los experimentos con Osorio de extremo. Por eso la falta de gol con Chávez.

¿En qué ha mejorado la U? Sigue defendiendo mal. Sigue sin tener claridad para generar situaciones de gol. Que haya cambiado de estilo respecto al último que tuvo con Troglio no ha implicado una mejoría, solo una diferencia de propuesta que no debe conformar solamente desde la idea, sino desde la ejecución de la misma. Y la U en cada partido demuestra que le cuesta más.

La U es un equipo que se ve afectado emocionalmente por los diferentes sucesos de un partido. Cuando tiene una clara, mejora. Toma confianza. Pero le dura poco. Porque termina siendo un arrebato anímico. Individual. Y cuando lo superan, la pasa realmente mal. Le generan muchas ocasiones de gol.

Hasta ahora lo mejor de la era Córdova es el apoyo que ha recibido la U de su hinchada. Incondicional. Con excepción de algunos que perjudican a su equipo a partir de conductas cuestionables -como en el clásico-.