Barcelona y Real Madrid jugarán por 238ª vez el domingo, su primer encuentro en la temporada 2018/19

Será su primera batalla desde principios de mayo de este año, cuando también se enfrentaron en LaLiga Santander en la capital catalana y jugaron un entretenido empate 2-2. Si bien el deseo de ganar y superar al rival era el objetivo en mayo, el Barcelona ya había matemáticamente asegurado el título de la liga y los tres puntos en juego no eran tan valiosos como suelen ser. La situación esta vez no podría ser más diferente.

>> Cinco cosas que quizás no sepas de El Clásico

Los tres puntos podrían ser cruciales para determinar a dónde irá el trofeo de LaLiga Santander al final de la temporada. Una derrota sería un revés desgarrador para cada equipo, mientras que un empate no sería mucho mejor dado la cantidad de puntos que estos equipos ya han perdido y la necesidad que tienen de seguirle el ritmo al Sevilla y Atlético de Madrid.

¿Por qué este partido importa a nivel internacional?
Ningún club en el fútbol mundial tiene un perfil tan global como Barcelona y Real Madrid. Un rápido vistazo a sus seguidores en las redes sociales muestra que Barcelona y Real Madrid tienen presencia en todos los rincones del planeta.

Cuentan con clubes de aficionados desde Austria a Australia y desde los EE. UU. a los Emiratos Árabes Unidos, con fieles seguidores que se sintonizan para seguir a su equipo cada fin de semana.

A pesar de la distancia, la pasión que estos aficionados tienen por sus clubes es indiscutible y estarán tan entusiasmados con este evento como los que asisten al partido en el Camp Nou. Los bares y clubes sociales de todo el mundo encenderán con entusiasmo el televisor para ver qué sucede cuando Ernesto Valverde y Julen Lopetegui se encuentren, y la audiencia global va creciendo de temporada en temporada.

Paolo cae en la primera final de la Copa Brasil
Peruanos en el exterior

Inter de Porto Alegre perdió 1-0 en su visita a Athletico Paranaense. Bruno Guimaraes anotó en el minuto 58. Paolo Guerrero jugó todo el partido. La revancha se juega el próximo miércoles en el Beira-Rio.