Barcelona y Real Madrid jugarán por 238ª vez el domingo, su primer encuentro en la temporada 2018/19

Será su primera batalla desde principios de mayo de este año, cuando también se enfrentaron en LaLiga Santander en la capital catalana y jugaron un entretenido empate 2-2. Si bien el deseo de ganar y superar al rival era el objetivo en mayo, el Barcelona ya había matemáticamente asegurado el título de la liga y los tres puntos en juego no eran tan valiosos como suelen ser. La situación esta vez no podría ser más diferente.

>> Cinco cosas que quizás no sepas de El Clásico

Los tres puntos podrían ser cruciales para determinar a dónde irá el trofeo de LaLiga Santander al final de la temporada. Una derrota sería un revés desgarrador para cada equipo, mientras que un empate no sería mucho mejor dado la cantidad de puntos que estos equipos ya han perdido y la necesidad que tienen de seguirle el ritmo al Sevilla y Atlético de Madrid.

¿Por qué este partido importa a nivel internacional?
Ningún club en el fútbol mundial tiene un perfil tan global como Barcelona y Real Madrid. Un rápido vistazo a sus seguidores en las redes sociales muestra que Barcelona y Real Madrid tienen presencia en todos los rincones del planeta.

Cuentan con clubes de aficionados desde Austria a Australia y desde los EE. UU. a los Emiratos Árabes Unidos, con fieles seguidores que se sintonizan para seguir a su equipo cada fin de semana.

A pesar de la distancia, la pasión que estos aficionados tienen por sus clubes es indiscutible y estarán tan entusiasmados con este evento como los que asisten al partido en el Camp Nou. Los bares y clubes sociales de todo el mundo encenderán con entusiasmo el televisor para ver qué sucede cuando Ernesto Valverde y Julen Lopetegui se encuentren, y la audiencia global va creciendo de temporada en temporada.

Con Messi, Argentina cae ante Venezuela
Fútbol Mundial

La ‘Vinotinto’ consiguió una histórica victoria sobre la selección argentina, en un amistoso disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

A los cinco minutos del primer tiempo, Roberto Rosales habilitó con un pase largo a Salomón Rondón, quien definió ante la salida de Franco Armani. Tras el tanto venezolano, Argentina tomó el protagonismo del encuentro en busca de la igualdad. Con Lionel Messi como principal referente, y Gonzalo Martínez recostado a la izquierda, el conjunto de Scaloni llevó peligro al área rival, pero sin poder concretar. El delantero del Inter, Lautaro Martínez, lo tuvo dos veces de cabeza, tras precisos centros de Messi. Sobre el final, Jhon Murillo sacó un potente remate que puso el 2-0 a favor de Venezuela.

Ya en la segunda mitad, Argentina logró descontar a partir de un contrataque. Messi condujo y se la cedió Matías Suárez, quien habilitó a Lautaro Martínez, que definió solo ante el arquero Faríñez. Con el correr de los minutos, Argentina estuvo cerca de la igualdad, pero a los 29 minutos Josef Martínez, de penal, marcó el 3-1 final para Venezuela.