Desde Brasil indican las principales críticas de Neymar contra el PSG y la Ligue 1 que lo alejan cada vez más del club parisino.

>> Habrá revancha en los cuartos de final de la Champions League

No es sorpresa escuchar que Neymar ya quiere cambiar de club para la siguiente temporada. Mes tras mes se escucha que el brasileño no está contento en el PSG y la eliminación de la Champions League frente al Real Madrid fue sin dudas, la gota que derramó el vaso.

Sin embargo, desde Brasil, el medio Deportes UOL señaló otras críticas de Neymar ante la liga francesa y su propio equipo. Puntos claves que lo alejan cada vez más de París y lo aproximan a España.

La violencia:

Punto clave del disgusto de Neymar por la Ligue 1. En todos los partidos, ‘Ney’ se queja de la violenta marcación de sus rivales. De todas formas, con el estilo de juego del brasileño, siempre será victimas de duras patadas.

En el campeonato francés, el promedio de faltas contra Neymar es de 5.7 por partidos. En cuatro temporadas en LaLiga, tuvo un promedio de 3.5 por compromiso.

El arbitraje:

Neymar siente que tiene a los árbitros en su contra. Para él son varias las faltas que no le marcan por partido. A su vez, su relación con los árbitros dentro del campo es de constantes desacuerdos.

Nivel técnico en Francia:

Neymar busca ser Balón de Oro y llegó a una liga que difícilmente se lo pueda otorgar. El brasileño se ha dado cuenta que debe disputar partido a partido en una liga más competitiva como la española o inglesa. La calidad técnica del campeonato francés fue considerada decepcionante por el 10 del PSG.

El campo rival:

Muchos agujeros y grama alta. Neymar comentó que, en los campos rivales, existe un alto riesgo de lesión por el estado del césped. De manera pública, los jugadores del PSG han pedido que la Federación Francesa de Fútbol controle el gramado de los clubes de la Ligue 1.

Autobús y concentración:

Los viajes en bus son recuerdos del comienzo de su carrera para Neymar. El PSG utiliza dicho medio de transporte en algunos compromisos debido a la proximidad entre las ciudades. Sin embargo, dicho medio de transporte no es del total agrado para ‘Ney’. Un gran capricho por parte del brasileño.

En cuanto a la concentración, Neymar se cansó de las constantes concentraciones en víspera de casi todos los partidos, incluso de baja importancia. En Barcelona, el plantel estaba casi siempre liberado y se concentraba sólo el día del partido.