El lateral brasileño Marcelo igualó en Riazor los triunfos de su compatriota Roberto Carlos con el Real Madrid en la liga española.

>> ¿Qué le depara el futuro a Paolo Hurtado?

Si bien es cierto que hay gente que discute las condiciones de Marcelo frente a las que mostró Roberto Carlos en Real Madrid y la Selección Brasileña, los números son indiscutibles. El melenudo lateral está por superar un importante registro del colosal ex futbolista brasileño.

?El encuentro ante el Deportivo en Riazor permitió a Marcelo sumar su victoria 211 en Liga e igualar a su compatriota Roberto Carlos como el extranjero con más partidos ganados en el campeonato con el Real Madrid. El segundo capitán blanco ha llegado a esta cifra en su undécima Liga, las mismas que disputó el legendario lateral. Tras ellos vienen Cristiano Ronaldo (197), Di Stéfano (191) y Pepe (180)?, destaca la web del Real Madrid.

Marcelo llegó al Real Madrid con 18 años y debutó oficialmente un 7 de enero de 2007, precisamente ante el Deportivo de La Coruña. Marcelo ha ganado con el Real Madrid 2 Ligas de Campeones, 3 Ligas españolas, 2 Mundiales de Clubes, 2 Supercopas de Europa, 2 Copas del Rey y 2 Supercopas de España. Ha disputado 402 partidos defendiendo al Real Madrid en 6 competiciones: Liga (289), Liga de Campeones (75), Copa del Rey (26), Supercopa de España (6), Mundial de Clubes (4) y Supercopa de Europa (2).

En la presente temporada, Marcelo es el mejor asistente de la Liga española con 7 pases de gol, el último a Lucas Vázquez en La Coruña. Ha disputado 41 partidos, de los que el equipo de Zinedine Zidane venció 31, y ha marcado 3 goles. Estadísticas que hacen innegable la calidad del talentoso lateral merengue.

Cosas a mejorar en la selección
Descentralizado

Escibe Horacio Zimmermann 

La exigencia debe permanecer en cuanto al rendimiento de la Selección Peruana. Lo ha dicho Gareca: sostener es complicado. Ante Chile prolongamos los buenos momentos del equipo y por eso quedó en evidencia la superioridad durante todo el partido.

Aun así, existen algunos detalles que el equipo debe mejorar. El primero que se nos viene a la cabeza es no cometer faltas cerca a nuestra área. Contra Chile, hubo algunas innecesarias por la necesidad de anticipar el balón a rivales que estaban de espaldas a nuestra portería.

>>conformismo e ilusión de Pablo Bengoechea

Le pasó a Santamaría y también a Advíncula. Chile no tenía cómo generar situaciones peligrosas en ataque y nosotros le regalamos oportunidades desde la pelota quieta. La defensa individual debe fijarse a veces primero en el hombre y luego en el balón. A veces solo pensamos en la pelota por eso las faltas.

Otro detalle a mejorar es la pelota detenida a favor. Contra Chile contamos con 9 tiros de esquina y en ninguno tuvimos una oportunidad real de anotar. Una jugada preparada o quizás arropar a nuestros mejores cabeceadores dentro del área puede acercarnos a obtener mejores chances desde el balón quieto.

El ataque por la izquierda con oposición. La mayoría de nuestros ataques se dan por el costado derecho. Por la potencia de Advíncula y la destreza de Carrillo para apilar rivales; no obstante, no sucede lo mismo por la izquierda. Necesitamos que Trauco se anime a tener más protagonismo en ataque para aprovechar su zurda para esos pases al espacio que maneja con tanta precisión.

Conformismo e ilusión de Pablo Bengoechea
Descentralizado

Pablo Bengoechea, estratega de Alianza Lima, analizó el desempeño de su equipo ante Sport Boys

>>Lo bueno y lo malo de Perú ante Chile

Alianza Lima logró empatar el partido ante Sport Boys luego de una buena ejecución de tiro libre por parte de Maximiliano Lemos. Sin duda, un resultado que valora Pablo Bengoechea, ya que quedó conforme con el desempeño de su equipo. Sin embargo, el cuadro blanquiazul no logra ganar hace tres fechas en el Torneo Clausura.

Alianza Lima
“Estoy conforme con lo que se hizo hoy, quedé conforme con la actitud del equipo, me gustó como manejó la pelota, como fue al frente. A mí no me gustan los equipos que tienen la pelota y demoran 30 segundos en llegar a la mitad de la cancha”.
La ilusión
“El equipo intentó jugar por bandas, remató de media distancia, se corrió riesgos, la defensa estuvo muy cerca del mediocampo. Yo estoy conforme, el resultado es otra cosa. Quedo contento solo cuando el equipo gana, pero el rendimiento me deja tranquilo y me ilusiona de cara a los partidos que faltan”.