El delantero del Barcelona, Luis Suárez, recibió dos amarillas en el partido ante Atlético de Madrid por las semifinales de la Copa del Rey.

>> FIFA destaca techo histórico de Perú en ranking mundial

El Comité de Competición de la Copa del Rey decidió sancionar a Luis Suárez con dos fechas de suspensión, por ser expulsado en el partido de vuelta entre Barcelona y Atlético de Madrid por las semifinales de la Copa del Rey. La decisión confirma que el uruguayo no jugará la final del torneo ante Alavés, pactada para el próximo 27 de mayo.

Las dos fechas de suspensión se deben a las dos tarjetas amarillas que recibió durante el partido y al informe del árbitro, quien consignó en su informe que Suárez se demoró al abandonar el campo, desobedeciéndole, y permaneció en el acceso al túnel de vestuarios, lo que está terminantemente prohibido.

?Quienes sean expulsados deberán dirigirse a los vestuarios sin posibilidad de presenciar el partido desde la grada. El incumplimiento de la citada obligación será objeto de sanción entre uno y tres partidos?, indica el artículo 113 .2 del Código Disciplinario de la RFEF.

El Barcelona anunció que interpondrá un recurso para tratar de anular la segunda amarilla a Suárez, por el supuesto codazo intencional del delantero, que los videos se encargarían de clarificar. Sin embargo, el club catalán no esperaba una sanción de dos fechas, con lo que Suárez igual se perderá la final de Copa.

Barcelona agotará todas las vías de la justicia, que incluyen el Comité de Apelación y, si fuera preciso, al Tribunal de Arbitraje Deportivo, al que ya acudieron el año pasado con el mismo jugador. Por otro lado, la buena noticia para los azulgranas es que la tarjeta amarilla a Sergio Busquets, por sacar un balón del campo con el juego detenido, fue anulada.

¿Alisson ya es el nuevo arquero del Liverpool?
Premier League

Desde la Roma, club del arquero, se refirieron a las informaciones de un posible traspaso a la Premier League

>> Matuidi y unas palabras que generan orgullo en Perú

El director deportivo de la Roma, el español Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como Monchi, admitió que la negociación para la transferencia del guardameta brasileño Alisson Becker al Liverpool está a punto de cerrarse.

"Es verdad que Alisson está en Liverpool. La negociación está en fase avanzada, aunque todavía no se ha cerrado. Si todo va normalmente, creo que se cerrará pronto", manifestó el exdirectivo del Sevilla.

El Liverpool pagará más 70 millones de euros para fichar a Alisson Becker, de 25 años, según informan los diarios italianos e ingleses.

En la FPF piensan en el Chino Benavides
Fútbol Peruano

Las declaraciones de Felipe Cantuarias, presidente de la Comisión Organizadora de Competiciones de la FPF, nos dejaron algunas dudas. Una de ellas estaba ligada a la contratación de un gerente general - o CEO como se acostumbraron a llamar en Videna- para la Liga de Fútbol Profesional.

>> ¿Cuántos partidos puede jugar Perú antes de la Copa América 2019?

D'ENGANCHE, inmediatamente, investigó sobre el puesto mencionado y obtuvo información de primera mano. Aparentemente, Carlos Benavides, actual gerente general de Sporting Cristal, es el principal candidato de Cantuarias para hacerse cargo de la gerencia de la Liga.

¿Y cómo es que deja el club rimense? Otras fuentes cercanas al club del Rímac contaron a este medio que esta semana se podría concretar la venta del mismo.

Desde el entorno de Benavides nos dijeron que conoce de la propuesta a través de Cantuarias; sin embargo, todavía no ha dado una respuesta oficial. Lo que queda claro, más allá de los nombres, es que Cantuarias tiene bastante ascendencia sobre Edwin Oviedo. No olvidemos que fue él quien sugirió que Juan Matute sea el Secretario General.

Y no es el único ejemplo de trabajador de Videna que haya sido recomendado por el ex presidente de Sporting Cristal. Algunas versiones, de hecho, mencionan que Cantuarias intentó en el pasado llevar a Benavides a la FPF para tomar el puesto de la gerencia de selecciones, ocupado actualmente por Antonio García Pye. Pero no se concretó.