Benzema y Cristiano Ronaldo marcaron los goles del Real Madrid ante los mexicanos. Ahora enfrentarán a Kashima Antlers en la final del Mundial de Clubes.?

A media máquina, como si la exigencia no fuese la acostumbrada, el Real Madrid apretó el acelerador hasta donde quiso y bastó para derrotar al América de México. Un rival que se perfiló como una final, dado que los blancos ya no tendrán que cruzarse con el Atlético Nacional de Medellín en el último partido. Increíblemente, y con cierta ayuda de la tecnología, el Kashima Antlers será su oponente en el capítulo final del Mundial de Clubes de Japón.

Pero antes de postularse para chocar con la chinos, el cuadro español debía hacer la tarea. Cristiano se estrenó como Balón de Oro y cerca estuvo en dos ocasiones de abrir la lata del partido en la primera parte. Primero con un cabezazo que devolvió el poste y luego con un zurdazo que pudo controlar el portero Moisés Muñoz.

Benzema y Cristiano Ronaldo marcaron para Real Madrid

La primera distancia la capitalizó Karim Benzema, el punta al que Zidane renueva constantemente la confianza. El técnico francés confía a pleno en su compatriota, por más que en la capital de la madre patria haya un campaña para que álvaro Morata sea ahora el titular. Esta vez, Toni Kroos sirvió de maravilla un balón y Benzema resolvió de manera exquisita. Cacheteó el balón con la parte externa y ubicó la bola en la zona alta del arco del América. Sin duda, un tanto que abrió el camino y significó un golpe categórico para los centroamericanos, porque llegó en los descuentos de la primera mitad.

En el complemento, América se acercó al arco del Madrid pero sin suerte. Modric y Kroos, como es habitual, se adueñaron de la mitad de la cancha y después todo fue un trámite. Un duelo sin mayores sustos en el cual Cristiano Ronaldo definió el asunto, en un campeonato donde nunca había marcado. Recibió de James al final y de disparo raso aseguró el pase a la final. Una final que no será la misma sin Atlético Nacional y que salvo un milagro el Madrid no será campeón del Mundial de Clubes.

'Canchita' Gonzales es nuevo jugador de Melgar
Descentralizado

Melgar de Arequipa se sigue reforzando con miras al torneo Apertura. El 'Dominó' confirmó el fichaje de Christofer Gonzales. 

>> Un momento de espera para Luis Advíncula

Luego de los malos manejos administrativos de Sport Rosario, se confirmó que Christofer Gonzáles dejó el club. FBC Melgar de Arequipa estuvo atento a esto y anunció su contratación. 

Melgar informó a través de sus redes sociales la contratación del volante Christofer Gonzales, quien podrá jugar a partir del Torneo Clausura pues este año ya estuvo en Sport Rosario. "La familia rojinegra le da la bienvenida a Christofer Gonzales, flamante refuerzo del Dominó para la presente temporada. ¡RUGE CANCHITA!", informó el club en sus redes sociales.

De esta manera, Gonzales se convirtió en nuevo jugador de Melgar luego de haber estado en Sport Rosario este año.

La pelota parada y una respuesta a su protagonismo en Rusia
Rusia 2018
Cuando no se puede jugando, cuando no se puede elaborando, la pelotita parada... 

>> Francia celebró en París la Copa del Mundo

El recordado periodista Daniel Peredo utilizaba esta frase cuando a los equipos les costaba generar situaciones claras de gol desde el funcionamiento y tenían una opción desde la pelota parada, que tomó protagonismo en la Copa del Mundo de Rusia 2018.
 
La cifra habla por sí sola: 73 de los 169 goles marcados fueron con balón detenido; es decir, el 43% en el Mundial. Y 30% si no se cuentan los goles de penal. Perú y Senegal fueron los únicos que no anotaron así.
 
Pero, ¿por qué tomó tanto protagonismo la pelota parada en esta competición?
 
Dos interpretaciones. La primera está relacionada directamente con el uso del VAR. La advertencia de revisión de jugadas dentro del área provocó que los defensores tuvieran mucho más cuidado con los usuales agarrones, tirones de camiseta y forcejeos que en otras oportunidades, por lo que esto permitió una mayor facilidad de movimientos a los equipos que atacaban de esta forma.
 
La segunda es más profunda. Y está relacionada con el juego. En un Mundial que los colectivos táctico-defensivos se impusieron a la gambeta y el desequilibrio -por eso no aparecieron Neymar ni Messi-y con pocas variantes ofensivas en su máxima diversidad, la pelota parada terminó siendo protagonista a partir de las pocas ideas, falta de eficacia y mala puntería -Giroud no remató una sola vez al arco y jugaba en el equipo campeón-.
 
La pelota parada, en definitiva, fue clave para abrir puertas cerradas. Para desequilibrar partidos parejos desde el trámite. Para recordarnos que la táctica fija no debe ser menospreciada como la última alternativa, sino como la principal de este Mundial.