Una lucha de egos. Eso es lo que parece haberse visto hoy en el Parque de los Príncipes. El uruguayo Edinson Cavani se negó ante el pedido de Neymar de rematar él una pena máxima y se retiró cabizbajo del área, negando con la cabeza. El delantero charrúa, encima, erró el lanzamiento desde los doce pasos.

> El gol olímpico de Christian Cueva en la victoria de Sao Paulo en el Brasileirao

Poco antes del penal, hubo un tiro libre para el PSG. Cavani había cogido el balón; sin embargo, el brasileño Dani Alves se lo arrebató para entregárselo a Neymar. El uruguayo no entendía la situación. Eso sí, en la siguiente jugada, cogió la pelota y remató el penal, esta vez haciendo caso omiso al pedido del ex crack del Barcelona de España.

PSG ganó con solvencia el partido por 2-0 y continúa con paso firme en su camino hacia el título de la Ligue 1. Dos tantos en propia meta fueron suficientes para conseguir la victoria en el duelo hasta ahora más complicado que ha tenido el equipo de la capital francesa.