En 2010, Dorival no le permitió a Neymar patear un penal por el Brasileirao, porque otro era el encargado. Su decisión prosiguió con su despido. 

>> Cavani rechaza oferta del PSG para satisfacer a Neymar

También por un bendito penal. Neymar tenía solo 18 años y ante Goianense en 2010 se armó una mini gresca por ejecutar una pena máxima. El entrenador del Santos era Dorival Júnior, hoy entrenador de Christian Cueva en Sao Paulo. El designado para patear desde los doce pasos era Edu, quien recibió desde la línea de cal la ratificación de Dorival para chutar.

El malestar de un jovencísimo Neymar fue total, a tal punto que incluso insultó a Dorival, su entrenador. Y adivinen…A los pocos días, Dorival se quedó sin cargo por este escándalo de Neymar.

Sin duda, el ego de superestrella que carga el jugador de PSG es capaz de romper grupos. Ya sabemos que la noticia de la semana ha sido el incendio que originó en la interna del club francés por querer encargarse de los penales por encima de Edinson Cavani, el elegido por Émery para dispararlos.

Además, se supo que el presidente del PSG intentó elevarle el sueldo al uruguayo para que ceda y le de a Neymar el privilegio de adjudicarse los penales. Una propuesta que desechó Cavani, puesto que su honor vale más que un millón de euros.