¿A qué juega Brasil?

¿A qué juega Brasil?

Perú chocará con el mejor conjunto de Brasil?de los últimos tiempos. Aquí un análisis de sus virtudes y de cómo se puede dañar al cuadro de Tite.

El equipo de Tite hace pagar caro cualquier error de su contrario. Es letal cuando sorprende a su adversario mal parado en defensa. A diferencia de los guaraníes, Brasil entiende que para ganar es necesario marcar una superioridad. Merecer. Ser protagonista del juego. Controlarlo.?Aun cuando se permite retroceder unos metros y ceder la iniciativa. Sin embargo, también suele tener versiones comunes que le son suficientes para conseguir tres puntos debido a la jerarquía de sus futbolistas. Sobre todo Neymar. El crack del Barcelona.

Si se quiere emparejar el trámite con esta selección, Perú, y en realidad cualquiera otro equipo nacional, debe jugar a un nivel superlativo.

Contra Ecuador, en la altura de Quito, Brasil planteó los primeros minutos para esperar con los once en su propia cancha, mostrándose compacto. Primero olió, luego probó. De todas formas, nunca abandonó su estilo: salir jugando desde el arquero, priorizar la circulación del balón siempre al piso para progresar o hilvanar jugadas en ataque, sin saltearse el mediocampo, entre otras características arriesgadas como las constantes trepadas en ataque de Dani Alves y Marcelo, aunque frente a la Selección Peruana este último no podrá actuar por acumulación de tarjetas amarillas.

[caption id="attachment_33787" align="alignnone" width="1000"]Coutinho hizo el primer gol ante Argentina Brasil celebra gol ante Argentina(Foto: CBF)[/caption]

Una de las desventajas que presenta Brasil en los partidos que pudimos ver en los que juega de visitante es precisamente lo que se mencionó en el párrafo anterior: destina muchos hombres en ataque y desatiende obligaciones defensivas. O, en todo caso, queda mano a mano. Es un riesgo que por ahora no ha pagado caro. De este modo, es importante que la toma de decisiones a partir de la recuperación de la pelota sea adecuada para realizar una transición veloz, pero sobre todo inteligente.

Brasil y sus hombres a neutralizar

Uno de los jugadores claves, además, a tapar es Renato Augusto. Hoy el mediocampista se ha convertido en pieza fundamental del equipo de Tite. Es el volante que se desprende en ataque (porque Fernandinho, en este caso, es quien juega siempre un paso por delante de los cuatro defensores) y sus movimientos son diversos, aunque en su mayoría profundos: puede terminar como extremo por izquierda, por derecha, flotando en el centro detrás del punta o incluso como delantero para culminar las jugadas en ataque. ¿Por qué provocar que Renato Augusto juegue mal y no Neymar? Porque no existe esquema o táctica o tipo de marca que frene a la estrella del Barcelona.

Pero contra Augusto sí. Y ese es un punto a tomar en cuenta si la Selección Peruana quiere provocar que Brasil juegue mal. Es decir, plantearse la posibilidad de provocar que los jugadores más importantes de Brasil jueguen mal. Cómo hacerlo es la respuesta que Gareca deberá resolver viendo los videos del líder de las Eliminatorias Rusia 2018.

Otro punto a tomar en cuenta: incomodidad es una palabra que molesta a Brasil. Y para generar esta sensación en ellos, creemos, es necesaria una presión alta. Es decir, evitar que salgan jugando desde el arquero. Obligarlos a tirarla pondrá en aprietos al cuadro verdeamerelo. No porque no pueda resolver los balones aéreos, sino porque no es lo suyo. Un brasileño que tira la pelota a la uruguaya deja de ser brasileño.? Por eso, Brasil prioriza la posesión, como ante Venezuela de visita, en un partido en el que tardó en perder el balón. Y cuando lo sufrió, estaba en campo contrario. ¿Qué quiere decir eso? Nada. Pero es un signo vital para defender bien. Bajo esta situación, queda el tiempo necesario? para restablecer el montaje defensivo. Y eso es lo que creemos que Perú debe realizar: una presión más cerca de su cancha que de la nuestra. Aunque cueste.

Con Messi, Argentina cae ante Venezuela
Fútbol Mundial

La ‘Vinotinto’ consiguió una histórica victoria sobre la selección argentina, en un amistoso disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

A los cinco minutos del primer tiempo, Roberto Rosales habilitó con un pase largo a Salomón Rondón, quien definió ante la salida de Franco Armani. Tras el tanto venezolano, Argentina tomó el protagonismo del encuentro en busca de la igualdad. Con Lionel Messi como principal referente, y Gonzalo Martínez recostado a la izquierda, el conjunto de Scaloni llevó peligro al área rival, pero sin poder concretar. El delantero del Inter, Lautaro Martínez, lo tuvo dos veces de cabeza, tras precisos centros de Messi. Sobre el final, Jhon Murillo sacó un potente remate que puso el 2-0 a favor de Venezuela.

Ya en la segunda mitad, Argentina logró descontar a partir de un contrataque. Messi condujo y se la cedió Matías Suárez, quien habilitó a Lautaro Martínez, que definió solo ante el arquero Faríñez. Con el correr de los minutos, Argentina estuvo cerca de la igualdad, pero a los 29 minutos Josef Martínez, de penal, marcó el 3-1 final para Venezuela.