Pasaron 41 años para que Perú logré un triunfo ante Brasil en partidos oficiales.

Una historia que hemos escuchado más de una vez, por lo menos este redactor sí, es el mítico relato sobre el triunfo de Perú ante Brasil en Belo Horizonte, allá por el lejano 1975. Una historia que muchos padres, como el mío, no titubean en recordar cada vez que Perú va a jugar con Brasil, o cuando se percatan que en la televisión pasan el video en blanco y negro con los goles de Cubillas y Casaretto.

?¡Hijo ven! ¡Corre! Mira, mira, ¡el gol de Casaretto! ¡Mira como celebra!?, me alerta cada cierto tiempo mi papá. Y es que el saltito de un veterano Casaretto nunca ha dejado de sacarle una sonrisa, y saben, hoy, 41 años después, recién entiendo el valor de ese momento. Un triunfo, con una anecdótica celebración, que marcó a toda una generación, un triunfo de los que se atesoran en la memoria y se comparten con alegría.

[caption id="attachment_12978" align="alignnone" width="1000"]Foto: Getty Images Foto: Getty Images[/caption]

El triunfo de la selección de Gareca ante Brasil otorga a las nuevas generaciones, esas que nunca vieron a Perú en un Mundial, la oportunidad de sonreír eternamente cada vez que nos encontremos con las imágenes del gol de Ruidíaz. Un gol tan importante como el de la Copa América de 1975, que no tiene una celebración pintoresca, pero sí una gran dosis de picardía.

Con Messi, Argentina cae ante Venezuela
Fútbol Mundial

La ‘Vinotinto’ consiguió una histórica victoria sobre la selección argentina, en un amistoso disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

A los cinco minutos del primer tiempo, Roberto Rosales habilitó con un pase largo a Salomón Rondón, quien definió ante la salida de Franco Armani. Tras el tanto venezolano, Argentina tomó el protagonismo del encuentro en busca de la igualdad. Con Lionel Messi como principal referente, y Gonzalo Martínez recostado a la izquierda, el conjunto de Scaloni llevó peligro al área rival, pero sin poder concretar. El delantero del Inter, Lautaro Martínez, lo tuvo dos veces de cabeza, tras precisos centros de Messi. Sobre el final, Jhon Murillo sacó un potente remate que puso el 2-0 a favor de Venezuela.

Ya en la segunda mitad, Argentina logró descontar a partir de un contrataque. Messi condujo y se la cedió Matías Suárez, quien habilitó a Lautaro Martínez, que definió solo ante el arquero Faríñez. Con el correr de los minutos, Argentina estuvo cerca de la igualdad, pero a los 29 minutos Josef Martínez, de penal, marcó el 3-1 final para Venezuela.