El día que enfrenté a Sampaoli

El día que enfrenté a Sampaoli

Hace más de una década, nuestro columnista, Julio Peña, enfrentó como entrenador al?reconocido estratega argentino?en?un Torneo Clausura.

Era el año 2004, año bisiesto, año Internacional del Arroz y año del mono según el horóscopo chino. Para mí, se trataba de un año diferente, un año en el que me tocó vivir una experiencia del otro lado del fútbol. Nada menos que desde adentro.

En Piura, se me encargó ser jefe de equipo y prensa del Estudiantes Grau; una fusión del Atlético Grau con Estudiantes de Medicina. La oportunidad me pareció increíble.?Pasados unos meses y por cosas del fútbol, más aún del fútbol peruano, este servidor se había convertido en el entrenador del equipo. Un entrenador joven, sin experiencia, pero sobre todo sin plantel. La difícil situación del club había hecho que los jugadores se fueran y a mi cargo solo quedaron trece futbolistas, dos de ellos arqueros.

Era?la fecha 20 del Clausura 2004, debíamos viajar a Tacna para enfrentar al Bolognesi de Jorge Sampaoli. Tras llegar con el plantel reducido a la ciudad heroica, nos aguardaba un bus de la escuela militar, pues nuestro lugar de concentración, era una de las cuadras de dicha escuela.? Era mi quinto partido a cargo del equipo. Bolo, no hacia una muy buena campaña, pero a diferencia de nosotros, tenía un plantel completo.

Los 15 integrantes de la delegación: 13 jugadores, un utilero y quien redacta estas líneas, llegamos al Jorge Basadre con la ilusión de sumar. Los jugadores se masajeaban unos a otros, lejos de tácticas y sistemas, la única charla válida tenía que tener dosis de motivación. El 'Gato' Nieves, arquero suplente del equipo, haría las veces de back central, para contrarrestar nada menos que a Johan Fano. Si Reyna anuló a Maradona, por qué Nieves no podría hacerlo con Johan. Bromas aparte, el partido fue muy parejo, mis jugadores entregaron todo lo que podían y más. Bolognesi ganó con un gol de Fano (mi plan con Nieves no funcionó) y tras el final, los jugadores del Estudiantes ? Grau estaban decaídos en el vestuario, con esa sensación de que algo se podía hacer con algunas armas más. A decir verdad, el banco era lo que menos mirábamos nosotros; ni el de suplentes ni el otro.

[caption id="attachment_9669" align="alignnone" width="1000"]Foto: Getty Images Foto: Getty Images[/caption]

Minutos después del final, sonó la puerta de nuestro vestuario y al abrir, me di con la sorpresa de que quien tocaba era Jorge Sampaoli, quien me pidió dejarlo entrar para dirigirse a los jugadores. Entró, los felicitó y les habló. Una de las cosas que más recuerdo de su breve discurso fue que les agradeció por dar todo por el fútbol. Los rostros de muchos cambiaron, una palabra sentida de un hombre de fútbol, podía borrar amarguras y crear esperanzas.

Tras esa charla, me quedo la imagen que el apodado 'hombrecito', era un hombre de verdad, una persona que aún en la euforia de su triunfo, porque necesitaba los puntos, se dio tiempo para darle ánimo a un grupo que no tenía otra cosa que ganas y dignidad para afrontar los partidos.

De regreso a la Escuela Militar, todos hablaban de la actitud de Sampaoli, los diálogos y risas en la cuadra de la escuela no cesaban, hasta que un soldado nos hizo callar y apagó la luz.

Con Messi, Argentina cae ante Venezuela
Fútbol Mundial

La ‘Vinotinto’ consiguió una histórica victoria sobre la selección argentina, en un amistoso disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

A los cinco minutos del primer tiempo, Roberto Rosales habilitó con un pase largo a Salomón Rondón, quien definió ante la salida de Franco Armani. Tras el tanto venezolano, Argentina tomó el protagonismo del encuentro en busca de la igualdad. Con Lionel Messi como principal referente, y Gonzalo Martínez recostado a la izquierda, el conjunto de Scaloni llevó peligro al área rival, pero sin poder concretar. El delantero del Inter, Lautaro Martínez, lo tuvo dos veces de cabeza, tras precisos centros de Messi. Sobre el final, Jhon Murillo sacó un potente remate que puso el 2-0 a favor de Venezuela.

Ya en la segunda mitad, Argentina logró descontar a partir de un contrataque. Messi condujo y se la cedió Matías Suárez, quien habilitó a Lautaro Martínez, que definió solo ante el arquero Faríñez. Con el correr de los minutos, Argentina estuvo cerca de la igualdad, pero a los 29 minutos Josef Martínez, de penal, marcó el 3-1 final para Venezuela.