Las claves del triunfo de River en La Bombonera

Las claves del triunfo de River en La Bombonera

 

El grito de Gallardo se escuchó en todo el estadio. La Bombonera acababa de enmudecer luego del tercer gol de River. El Muñeco sacó toda la intranquilidad. Se sintió ganador. Ganó River a Boca de visita. Y a continuación explicamos por qué en dos puntos:

>> ¡Renato Tapia es campeón en Holanda!

1. Efectividad. River llegó siempre con peligro al área de Boca. Sobre todo en el primer tiempo. Aprovechó que el equipo xeneize quedaba siempre descompensado en defensa cuando atacaba y, de contragolpe, logró una diferencia de dos goles en el primer tiempo que luego Boca fue incapaz de empatar, ni en el trámite ni en el resultado final, más allá de haber tenido más tiempo la pelota en el complemento. Gana el que aprovecha; pierde el que dilapida. Una jugada antes del 3-1 de River, Boca erró una clara ocasión de empatar, en la que el arquero Batalla se lució con dos atajadas consecutivas. En las áreas, River ganó el partido. Y lo ganó bien. 

2. La defensa. La otra gran diferencia en el partido fue el aspecto defensivo en ambos equipos. Mientras que River se mostraba como un equipo coordinado en los movimientos, advirtiendo cada marca y evitando cada pase entre sus líneas, Boca era un flan. Constantemente los delanteros millonarios ganaron la espalda de los centrales rivales y sus mediocampistas filtraban pases entre los bosteros, como en el segundo gol, marcado por Lucas Alario. River controló el partido una vez que se puso 2-0 arriba, cediendo la pelota, pero evitando que Boca le haga daño. Fue un buen partido de su montaje defensivo. No sucedió lo mismo con Boca, cuyos defensas erraron constantemente en la marca y en salida, con pelota dominada, como en el tercer tanto de River, el que sentenció el clásico.