Bjorn Johnsen, delantero de la Selección Noruega que lesionó a Alberto Quintero, usó las redes sociales para disculparse con el panameño

>> FIFA indemnizará a la ‘U’ por lesión de Alberto Quintero

Situación poco feliz la que viven Alberto Quintero y Bjorn Johnsen, el primero tiene a hacer frente a la gran decepción de no jugar la Copa del Mundo, mientras que el segundo lamenta ser el responsable. Como se recuerda, en el amistoso entre Panamá y Noruega, Quintero recibió un fuerte pisotón de parte de Johnsen, un golpe que lo dejó fuera del Mundial.

Quintero sufrió una fractura en el segundo metatarsiano del pie derecho y estará fuera de las canchas por tres meses. Los hinchas panameños no tomaron bie la noticia y criticaron a Johnsen a través de las redes sociales. El noruego reaccionó a los mensajes y pidió disculpas por el mismo medio.

"Lo lamento mucho por el 'Negrito' no quería lesionarlo, durante el juego le dije lo siento. No soy una persona mala. Espero que esté bien y que se recupere pronto. Que la gente de Panamá siga apoyándote, porque yo lo seguiré haciendo. Espero que puedas volver a jugar pronto”, expresó Johnsen.

Por su parte, desde Johnsen, Rusia, Quintero respondió al mensaje del noruego al ser consultado por la prensa. “Él se pasó todo el partido pidiéndome disculpas, la jugada se ve que no es mala intención, es una jugada normal del fútbol ya que el fútbol tiene esas cosas, estoy agradecido por el video que el mando", dijo ‘Negritillo’ sobre el lamentable incidente.

No extrañó a Cristiano: Real Madrid debutó con triunfo en La Liga
Liga Española

Un gol de Dani Carvajal y otro de Gareth Bale dieron el triunfo a Real Madrid (2-0) frente a Getafe por la primera jornada de la Liga española. El equipo de Lopetegui sumó, de esta forma, sus primeros tres puntos que le sirven para levantarse de la última derrota en la Supercopa de Europa ante el Atlético de Simeone. 

>> Sin Guerrero; con Calcaterra: una mirada diferente a la convocatoria de Gareca

Sin Paolo; con Calcaterra: una convocatoria diferente
Selección Peruana

Seis ausencias hubo en la última convocatoria (para enfrentar a Holanda y Alemania) de Ricardo Gareca respecto a la lista de 23 jugadores que disputaron el Mundial en Rusia: Carlos Cáceda, Alberto Rodríguez, Aldo Corzo, Renato Tapia, Paolo Hurtado y Paolo Guerrero.

 >> Alianza Lima se queda sin Leao Butrón hasta el final del Apertura

A la ausencia de estos jugadores, por diferentes motivos, entre pocos minutos y cambios de equipo, se sumaron algunos nombres. El de Horacio Calcaterra, argentino nacionalizado peruano de Sporting Cristal, fue el más llamativo. Se ha criticado mucho su llamado por ser "nacionalizado", mas no por su fútbol. Esto último como una postura discriminatoria absurda que nos delata como país.

Un buen ejemplo sobre este caso es el que marcó el periodista Paul Pérez, de RPP, en su cuenta de Twitter: "Se juzga la convocatoria de Horacio Calcaterra por ser un jugador nacionalizado que ya tiene viviendo ocho años en el Perú, pero se pide a gritos a Cristian Benavente que no lo hizo nunca. Discusión desde lo deportivo se tolera, lo demás es falso nacionalismo", escribió.

En esa misma línea, el también peridiodista deportivo y ex Gerente de Comunicaciones de Universitario, Juan Carlos Ortecho, opinó: "Calcaterra, los venezolanos. Despreciar o subestimar a los que no nacieron aquí no nos hace más peruanos, solo nos hace más mezquinos y más subdesarrollados".

Horacio Zimmermann, hombre de la casa de D'ENGANCHE, por su parte, entregó una mirada a la convocatoria de Gareca, con muchas novedades: "Gareca es un entrenador que no tiene miedo a equivocarse. No le correr al error, lo enfrenta. Por eso aparecen nuevos nombres en la lista. Lo más fácil hubiera sido asegurarse con los mismos de siempre ante Holanda y Alemania".

Otro análisis a partir de la convocatoria tiene que ver con darle oportunidad a jugadores que fueron parte de su exitoso camino hacia el Mundial, pero que no tuvieron suficientes minutos en el equipo. Por ejemplo, es momento de ver a Raúl Ruidíaz como reemplazante natural de Paolo Guerrero. ¿Dará la talla suficiente ante rivales de máximo nivel competitivo?