Cuando no se puede jugando, cuando no se puede elaborando, la pelotita parada... 

>> Francia celebró en París la Copa del Mundo

El recordado periodista Daniel Peredo utilizaba esta frase cuando a los equipos les costaba generar situaciones claras de gol desde el funcionamiento y tenían una opción desde la pelota parada, que tomó protagonismo en la Copa del Mundo de Rusia 2018.
 
La cifra habla por sí sola: 73 de los 169 goles marcados fueron con balón detenido; es decir, el 43% en el Mundial. Y 30% si no se cuentan los goles de penal. Perú y Senegal fueron los únicos que no anotaron así.
 
Pero, ¿por qué tomó tanto protagonismo la pelota parada en esta competición?
 
Dos interpretaciones. La primera está relacionada directamente con el uso del VAR. La advertencia de revisión de jugadas dentro del área provocó que los defensores tuvieran mucho más cuidado con los usuales agarrones, tirones de camiseta y forcejeos que en otras oportunidades, por lo que esto permitió una mayor facilidad de movimientos a los equipos que atacaban de esta forma.
 
La segunda es más profunda. Y está relacionada con el juego. En un Mundial que los colectivos táctico-defensivos se impusieron a la gambeta y el desequilibrio -por eso no aparecieron Neymar ni Messi-y con pocas variantes ofensivas en su máxima diversidad, la pelota parada terminó siendo protagonista a partir de las pocas ideas, falta de eficacia y mala puntería -Giroud no remató una sola vez al arco y jugaba en el equipo campeón-.
 
La pelota parada, en definitiva, fue clave para abrir puertas cerradas. Para desequilibrar partidos parejos desde el trámite. Para recordarnos que la táctica fija no debe ser menospreciada como la última alternativa, sino como la principal de este Mundial.
 
El no de Ibrahimovic a un partido con gol de Raúl Ruidíaz
Peruanos en el exterior

Seattle Sounders goleó 5-0 a Los Angeles Galaxy. Raúl Ruidíaz jugó los 90 minutos y anotó el último tanto del encuentro a los 67 minutos

>> Seattle Sounders dedica video al debut de Raúl Ruidíaz

Seis partidos y dos goles es el saldo de Raúl Ruidíaz en la Major League Soccer de los Estados Unidos. Coincidentemente, Seattle Sounders ha ganado todos sus partidos desde el debut del peruano. Un presente totalmente contrario al de Los Angeles Galaxy de Zlatan Ibrahimovic, club que desde el pasado 29 de julio no puede sumar de a tres y registran dos derrotas y dos empates en los últimos cuatro encuentros.

La gran ausencia del encuentro fue Ibrahimovic, el sueco había dejado muy en claro la molestia que le genera jugar en campos sintéticos como el del Centurylink Field de Seattle. "Creo que es una pena tener que jugar en cancha sintética, porque el fútbol no fue creado en este tipo de cancha. Únicamente he jugado un solo partido en campo sintético en mi vida, fue ante Portland Timbers y jugué 10 minutos, fue la peor cancha en la que he jugado. Eso lo dice todo", explicó el delantero a través de sus redes sociales.

Las declaraciones de Ibrahimovic pusieron en duda su presencia ante el equipo de Ruidíaz, algo que finalmente se concretó, ya que el sueco no apareció ni en la banca de suplentes. “Galaxy busca estar en el Top 3 del Oeste, pero tendrá que ingeniárselas muy posiblemente sin los hermanos Dos Santos por lesión y habrá que ver si Zlatan Ibrahimovic se anima a jugar en el pasto sintético de Seattle”, señaló la web de Univisión Deportes antes del partido.

La victoria permite a Seattle Sounders ubicarse en puesto de Playoffs, con 10 partidos por jugar para el final de la temporada regular.

Solo un buen debut para Cristiano Ronaldo en la Seria A
Resto de Europa

Juventus derrotó 3-2 al Chievo Verona con un Cristiano Ronaldo que no pudo anotar a pesar de jugar los 90 minutos

>> Cristiano Ronaldo responde a críticas por llegar a la Juventus

La liga italiana comenzó con la gran expectativa de ver a Cristiano Ronaldo defendiendo la camiseta de la Juventus de Turín. El actual campeón de Italia jugó de visita ante Chievo Verona en el estadio Marc'Antonio Bentegodi, escenario que hace 34 años registró el debut de Diego Armando Maradona con el Napoli.

Cristiano fue el único delantero en el 4-2-3-1 alineado por Massimiliano Allegri, por delante del tridente que conformaron el argentino Paulo Dybala, el colombiano Juan Cuadrado y el brasileño Douglas Costa. El portugués rozó el gol hasta en tres ocasiones, pero no pudo tener el debut soñado con su nuevo club tras nueve años en el Real Madrid.

El partido no fue nada fácil para Juventus a pesar de que se adelantaron en el marcador con un tanto de Sami Khedira (3’). El equipo local logró darle vuelta al score con goles del polaco Mariusz Stepinski (38’) y Emanuele Giaccherini (56’). Sin embargo, un autogol de Mattia Bani y una anotación agónica de Federico Bernardeschi (93’+1) sentenciaron el resultado.