Un día como hoy, Zidane jugó uno de sus mejores encuentros en los Mundiales. Su vigencia, puesta en duda, se hizo notar en Alemania y Brasil pagó las consecuencias.

>> Ronaldinho y la escandalosa huaca que levantó al Camp Nou

El reloj de Zinedine Zidane hace rato que corre en dirección contraria. A la inversa. Noventa minutos y sus descuentos regulan su plazo final, y su decisión lamentablemente no conserva la opción de volver atrás. La incertidumbre que sopla, los 34 junios que carga sobre la espalda y esa voz aguda que repite a su oído que “todo tiempo pasado fue mejor”, añaden suspenso a la música que suena fuerte en su interior. Pero no es miedo, son ansias. Misterio. Una sensación a la que sus pies, y su mente, están a punto de enterrar en suelo de Frankurt.

No sé si es una premonición, pero los botines amarillos de Zidane copian el color de la camiseta que viste a los brasileños. Es de noche y Ronaldinho, Ronaldo y Kaká sonríen a la intriga de Zizou. Lo miman, abrazan y sin querer acarician aquel azulado número 10, al cual esperan mandar a la memoria en instantes. De hecho, por bulla y cartel, Brasil es el candidato mayor y, por tanto, el más indicado para jubilar a Zidane.

Pero el corazón del fútbol le debe una oportunidad más al francés y en el ocaso de su carrera aún hay amanecer en su juego. Dicen que la primera jugada de un partido empapa de confianza y Zidane no cuestiona. Rápidamente roba aquello que le pertenece, el balón, y lo pisa con naturalidad. Lo esconde como tantas veces,  pasa de Zé Roberto y Kaká y elude a Gilberto Silva a su antojo.  A continuación, mata en seco una pelota que baja de los aires, hace un sombrero a su amigo Ronaldo y sus pases se confabulan como mecanismo de todo un equipo.

Es evidente que a Zidane todavía le queda algo de combustible. Y de una pelota parada, que viaja al segundo palo, Henry devuelve a Brasil a casa. Al igual que ante España, Zidane no oculta señales de grandeza. A su vez, el retiro le solicita ajustar cuentas. Sin embargo, el reloj todavía le pertenece y lo lleva amarrado a su cabeza.

¿Por qué Gareca no convocó a Rhyner?
Selección Peruana

Ricardo Gareca dio a conocer la lista de convocados de la Selección Peruana sin la presencia de Rhyner

>>Oficial: Calcaterra convocado a la Selección Peruana

La FPF publicó la lista de convocados para enfrentar a Holanda y Alemania en setiembre y en esta no figura Jean Pierre Rhyner, futbolista de madre peruana y padre suizo que antes participó con la selección europea sub20 y 21.

Rhyner ha mandado ya la carta a FIFA pidiendo autorización para cambiar de federación y jugar por la Selección Peruana. Este procedimiento, cabe recalcar, solo se puede realizar una vez en la carrera profesional.

Que Rhyner haya enviado la carta, independientemente de que hasta el momento no haya autorización, es porque tiene decidido jugar por Perú para siempre.

Sin embargo, sorprende que el comando técnico de Ricardo Gareca haya pedido que se le ayude con los trámites para después dejarlo fuera de la convocatoria.

Fuentes cercanas al entorno del jugador dijeron a DENGANCHE que antes de ser convocado, Rhyner será visitado en Suiza por Ricardo Gareca, aprovechando el viaje de la selección a Europa en setiembre.

A partir de la reunión, sabremos si Rhyner está o no realmente en los planes de Gareca, quien de alguna manera había ilusionado al defensor de 22 años con jugar estos compromisos.

Calcaterra y la reacción a su convocatoria
Selección Peruana

Horacio Calcaterra, volante mixto de Sporting Cristal, habló sobre su llamado a la Selección Peruana

>>Oficial: Calcaterra convocado a la Selección Peruana

La gran sorpresa en la convocatoria de Ricardo Gareca para los amistosos ante Holanda y Alemania fue la inclusión de Horacio Calcaterra. El volante argentino lleva ocho años jugando en el fútbol peruano y en el 2017 recibe la nacionalidad peruana defendiendo los colores de Sporting Cristal.

El llamado a la Selección Peruana

“Pienso que Sporting Cristal como equipo anda muy bien y tal vez eso haya influido para que no solo me convoquen a mí a la Selección peruana sino a otros compañeros más como Johan Madrid, Patricio Álvarez y Marco López”.

Su momento

“En lo personal estoy muy contento, llevo muchos años feliz en este país y ya llegará el momento de mentalizarnos en la Selección. En estos momentos, solo pienso en el partido que jugará Sporting Cristal en Moquegua”.