Por: Sebastián Reátegui

Óscar Vilchez fue en su momento, jugador titular del proceso de Ricardo Gareca. El volante volvió a los campos de juego con Alianza Lima y tuvo una actuación destacada.

>> Alianza Lima cae con suplentes ante UTC en Cajabamba

60 minutos. Tan solo sesenta minutos de Óscar ‘Neka’ Vilchez en el partido ante UTC fueron suficientes para demostrar que será un jugador de mucha utilidad para Alianza Lima en el año. Pablo Bengoechea sabía que no lo podía arriesgar tanto manteniéndolo todo el encuentro debido a que recién regresa de una lesión. Pero, en el tema futbolistico, dentro de la intermitencia de Alianza Lima en el partido, ‘Neka’ fue el que más regular estuvo.

Presión alta

El volante le dio a Alianza Lima esa intensidad para recuperar el balón que necesita. Este año, el único que por momentos lo hacía era Tomás Costa, pero en sectores muy retrasados del campo. Vilchez fue ayer el que daba la indicación del lugar donde se tiene que presionar, y casi siempre era en tres cuartos del campo contrario.

Buen Servicio

Vilchez entregó practicamente todos los pases de manera acertada. El plus de ‘Neka’ es que siempre arriesga dando servicios en avanzada y además en primera. Esto último es muy importante para agarrar distraído al rival en retroceso.

Liderazgo

Ayer Vilchez fue el capitán de Alianza Lima. Es cierto que jugaban muchos jóvenes del equipo ‘B’, pero se notó que el volante los ordenaba y por momentos los corregía. Con el tiempo, el ex Selección Peruana demostrará que tendrá voz de mando en el equipo 'Blanquiazul'

En conclusión, es cuestión de tiempo para que ‘Neka’ se gane el puesto de titular. Es un jugador de Selección y no está tardando mucho para demostrarlo.

Cosas a mejorar en la selección
Descentralizado

Escibe Horacio Zimmermann 

La exigencia debe permanecer en cuanto al rendimiento de la Selección Peruana. Lo ha dicho Gareca: sostener es complicado. Ante Chile prolongamos los buenos momentos del equipo y por eso quedó en evidencia la superioridad durante todo el partido.

Aun así, existen algunos detalles que el equipo debe mejorar. El primero que se nos viene a la cabeza es no cometer faltas cerca a nuestra área. Contra Chile, hubo algunas innecesarias por la necesidad de anticipar el balón a rivales que estaban de espaldas a nuestra portería.

>>conformismo e ilusión de Pablo Bengoechea

Le pasó a Santamaría y también a Advíncula. Chile no tenía cómo generar situaciones peligrosas en ataque y nosotros le regalamos oportunidades desde la pelota quieta. La defensa individual debe fijarse a veces primero en el hombre y luego en el balón. A veces solo pensamos en la pelota por eso las faltas.

Otro detalle a mejorar es la pelota detenida a favor. Contra Chile contamos con 9 tiros de esquina y en ninguno tuvimos una oportunidad real de anotar. Una jugada preparada o quizás arropar a nuestros mejores cabeceadores dentro del área puede acercarnos a obtener mejores chances desde el balón quieto.

El ataque por la izquierda con oposición. La mayoría de nuestros ataques se dan por el costado derecho. Por la potencia de Advíncula y la destreza de Carrillo para apilar rivales; no obstante, no sucede lo mismo por la izquierda. Necesitamos que Trauco se anime a tener más protagonismo en ataque para aprovechar su zurda para esos pases al espacio que maneja con tanta precisión.

Conformismo e ilusión de Pablo Bengoechea
Descentralizado

Pablo Bengoechea, estratega de Alianza Lima, analizó el desempeño de su equipo ante Sport Boys

>>Lo bueno y lo malo de Perú ante Chile

Alianza Lima logró empatar el partido ante Sport Boys luego de una buena ejecución de tiro libre por parte de Maximiliano Lemos. Sin duda, un resultado que valora Pablo Bengoechea, ya que quedó conforme con el desempeño de su equipo. Sin embargo, el cuadro blanquiazul no logra ganar hace tres fechas en el Torneo Clausura.

Alianza Lima
“Estoy conforme con lo que se hizo hoy, quedé conforme con la actitud del equipo, me gustó como manejó la pelota, como fue al frente. A mí no me gustan los equipos que tienen la pelota y demoran 30 segundos en llegar a la mitad de la cancha”.
La ilusión
“El equipo intentó jugar por bandas, remató de media distancia, se corrió riesgos, la defensa estuvo muy cerca del mediocampo. Yo estoy conforme, el resultado es otra cosa. Quedo contento solo cuando el equipo gana, pero el rendimiento me deja tranquilo y me ilusiona de cara a los partidos que faltan”.