Alianza Lima piensa en el 2019

Alianza Lima piensa en el 2019

Escribe Horacio Zimmermann

En La Victoria ya miran de reojo el 2019. Por ahora, Alianza Lima está enfocado en ganar el título nacional de este año; no obstante, la cabeza de la directiva blanquiazul ya está pensando en cómo reforzar al equipo. De hecho, hace un tiempo hicieron pública una carta manifestando interés en futbolistas que hoy militan en Deportivo Municipal.

Lo primero que hay que informar es que Gustavo Zevallos, Gerente Deportivo del club, tiene en mente renovar el contrato con Pablo Bengoechea. Si bien el entrenador ha manifestado que, de todas formas, el club vaya buscando otro entrenador, Zevallos entiende que mantener un entrenador que ha entregado buenos resultados -a falta de lo que suceda este año en el campeonato peruano- por tercer año consecutivo significa sacar ventaja sobre los demás equipos en el Perú.

>> Tabla de Posiciones: Alianza Lima suma tres puntos de oro en Ayacucho

A ese interés se suma el de Alexis Arias, futbolista de Melgar recientemente convocado por Ricardo Gareca a la Selección Peruana para afrontar los amistosos de este mes frente a Ecuador y Costa Rica. Arias tiene 22 años y es un mediocampista mixto con mucha dinámica, precisamente el jugador que le hace falta a Alianza hace algunos años. Hoy tiene buenos jugadores. De muy buen pie, pero con poco ida y vuelta. ¿Podrá quitárselo a Melgar a fin de año?

Quien aparentemente ya tiene medio pie en Alianza Lima es Rodrigo Cuba, actual jugador de Deportivo Municipal. Cuba iría a Alianza para cubrir el puesto de lateral derecho. Aparentemente, en Alianza tienen como prioridad reforzar ese sector del campo tras no haber encontrado una respuesta positiva con Garro, quien, hay que decirlo, ha sido improvisado en esa posición debido a que es, en realidad, un extremo. Para juzgarlo, tendríamos que verlo en su posición natural, algo que creemos que no sucederá.

Copa La Liga: dos viejos conocidos a la final
Fútbol Peruano

Este fin de semana se acaba Copa La Liga cuando se enfrenten Atlético FC y Playa del Sol por la tan ansiada copa que todos aspiran levantar. Sin embargo, los partidos por semifinales de este torneo sí que fueron ajetreados y mostraron un gran nivel, dejando fuera a rivales como Real Club e Inmaculada 2004.

En el primer partido de semifinales, Atlético FC siempre la tuvo cuesta arriba frente al equipo de los ex colegiados. Inmaculada 2004 se adelantó con un gran gol de Rodrigo Urrunaga tras un preciso centro de Marco Tovar, que buscaba ser figura. Pero para sus intereses, el conjunto vestido de verde nunca se rindió y así, tras tanta insistencia en el área contraria, consiguieron el empate gracias a Juan Rodríguez, que mandaba al descanso con el empate parcial.

En el segundo tiempo, Atlético FC salió diferente, el entrenador ajusto detalles y se veía otra cara en el equipo liderado por Nicolás Fisher. Sin embargo, no siempre todo va bien. En una jugada en el área de los verdes, tras varios rebotes, Rodrigo Urrunaga clavó el segundo tanto para Inmaculada 2004. Atlético no perdió las ganas de llegar a la final y tras el penal bien pateado Giorgio Sangiorgi, consiguieron el empate transitorio nuevamente. Pero las figuras aparecen cuando más se los necesita. Faltando 5´ para que finalice el partido, apareció Ramón Venegas para meter un golazo desde afuera del área, sentenciar el encuentro y meter al Atlético FC a la final.

Por otro lado, Playa del Sol también la tuvo complicada. Real Club se adelantó en los primeros 10´ del partido, tras un gol de Alonso Galdós que levantó la polémica para el conjunto playero por un supuesto offside. El encuentro prosiguió, estando muy disputado, muchas divididas y oportunidades en ambas áreas. Por parte de Playa del Sol, Franz Hudwalcker, no estuvo muy fino, pero un equipo está compuesto por once jugadores y así, tras un buen centro, Walter Pasache ponía de cabeza el empate final ante un Ennio Gamarra que intentó sacarla de su arco, pero no alcanzó.

Ya en la tanda de penales cualquier cosa podía pasar y la suerte jugó para el conjunto playero. Dos penales fallados por parte de Real Club y uno por parte de Playa del Sol, metía al equipo amarillo a la final de la Copa Liga.