Dos realidades, una obligación

Dos realidades, una obligación

Por: Pablo Ocaña

El clásico de los clásicos del fútbol peruano se jugará con una sola hinchada (Universitario) en el Nacional

>>Una respuesta de Guardiola que retumba en Argentina

La tabla de posiciones del Torneo Apertura y del Acumulado muestran la realidad que atraviesan los clásicos rivales del fútbol peruano. Sin embargo, la historia de estos enfrentamientos juega un papel importante y en el terreno de juego ambos cuadros se olvidan de su momento en el campeonato local.

Independientemente de la historia de estos enfrentamientos, Alianza Lima y Universitario de Deportes saldrán al campo con un solo objetivo, el triunfo. Esto se debe a la situación de los 'compadres'. El cuadro de Nicolás Córdova tiene como finalidad ganar para salir de la zona del descenso. Por otro lado, el equipo de Pablo Bengoechea no quiere que Sporting Cristal se aleje en la punta y solo ganar está en su mente.

Universitario de Deportes tendrá el plus de jugar con su hinchada en el estadio Nacional y sabiendo que se vendieron más de 30 mil entradas. Esto queda de lado cuando se tiene que hablar del aspecto futbolístico. El partido ante Sporting Cristal mostró las falencias del equipo de Nicolás Córdova. Con poca generación y sin un nueve que resuelva las jugadas, el cuadro merengue tendrá que apostar a la garra para vencer a Alianza Lima.

Una mejor ubicación en la tabla y con el objetivo de tumbarse a Cristal, es lo que atraviesa Alianza Lima en el Torneo Apertura. El equipo de Pablo Bengoechea es consciente que una derrota podría dejarlo fuera de la pelea por el título. Por eso, el técnico uruguayo mandará su mejor once teniendo a Mauricio Affonso como nueve. Sin embargo, el problema está en la zona defensiva, ante San Martín las falencias se dieron a relucir en los constantes ataques.

 

 

Copa La Liga: dos viejos conocidos a la final
Fútbol Peruano

Este fin de semana se acaba Copa La Liga cuando se enfrenten Atlético FC y Playa del Sol por la tan ansiada copa que todos aspiran levantar. Sin embargo, los partidos por semifinales de este torneo sí que fueron ajetreados y mostraron un gran nivel, dejando fuera a rivales como Real Club e Inmaculada 2004.

En el primer partido de semifinales, Atlético FC siempre la tuvo cuesta arriba frente al equipo de los ex colegiados. Inmaculada 2004 se adelantó con un gran gol de Rodrigo Urrunaga tras un preciso centro de Marco Tovar, que buscaba ser figura. Pero para sus intereses, el conjunto vestido de verde nunca se rindió y así, tras tanta insistencia en el área contraria, consiguieron el empate gracias a Juan Rodríguez, que mandaba al descanso con el empate parcial.

En el segundo tiempo, Atlético FC salió diferente, el entrenador ajusto detalles y se veía otra cara en el equipo liderado por Nicolás Fisher. Sin embargo, no siempre todo va bien. En una jugada en el área de los verdes, tras varios rebotes, Rodrigo Urrunaga clavó el segundo tanto para Inmaculada 2004. Atlético no perdió las ganas de llegar a la final y tras el penal bien pateado Giorgio Sangiorgi, consiguieron el empate transitorio nuevamente. Pero las figuras aparecen cuando más se los necesita. Faltando 5´ para que finalice el partido, apareció Ramón Venegas para meter un golazo desde afuera del área, sentenciar el encuentro y meter al Atlético FC a la final.

Por otro lado, Playa del Sol también la tuvo complicada. Real Club se adelantó en los primeros 10´ del partido, tras un gol de Alonso Galdós que levantó la polémica para el conjunto playero por un supuesto offside. El encuentro prosiguió, estando muy disputado, muchas divididas y oportunidades en ambas áreas. Por parte de Playa del Sol, Franz Hudwalcker, no estuvo muy fino, pero un equipo está compuesto por once jugadores y así, tras un buen centro, Walter Pasache ponía de cabeza el empate final ante un Ennio Gamarra que intentó sacarla de su arco, pero no alcanzó.

Ya en la tanda de penales cualquier cosa podía pasar y la suerte jugó para el conjunto playero. Dos penales fallados por parte de Real Club y uno por parte de Playa del Sol, metía al equipo amarillo a la final de la Copa Liga.