Errores y aciertos que decidieron el clásico en Matute

Errores y aciertos que decidieron el clásico en Matute

Escribe Horacio Zimmermann

La 'U' no se encontró con un gol tan temprano, sino todo lo contrario: preparó una primera jugada para ir ganándolo desde el arranque. El plan funcionó porque después controló de manera adecuada el juego largo del primer tiempo de Alianza Lima, el que todos conocemos, salteándose el mediocampo para buscar con pases y balones largos a Affonso. El problema de Universitario de Deportes fue no haber tenido diferentes respuestas a las circunstancias que presentó el partido, sino jugar igual siempre. Por eso Alianza terminó jugando mejor. Porque fue entendiendo lo que pedía el partido y resolvió con otros planes.

Alianza cambió en el segundo tiempo. Bengoechea metió a Vílchez y Quevedo. 'Neka' le dio asociación. Entró bien. Pero el mejor cambio fue retroceder a Fuentes a la zaga y dejar que Cruzado haga jugar desde la primera línea de volantes, con mejor panorama. Este cambio es bueno porque el partido te permitía hacerlo: con el equipo de Córdova tan metida atrás, no necesitabas a Fuentes de ancla, era mejor tener un armador que un destructor.

>>MLS: Gol de Raúl Ruidíaz ante Andy Polo en semifinales

Alianza dominó, controló, sometió y generó las opciones más claras del segundo tiempo. Aun así, los goles -uno de pelota parada (Godoy) y otro por un acierto individual (Affonso)- fueron premio a la insistencia del cuadro blanquiazul, mas no producto de su juego hilvanado, que ciertamente mejoró. De hecho, si anotaba estos dos goles en el primer tiempo no pasaba nada.

A la 'U' se le puede reclamar que haya jugado tan atrás. Uno puede entender que se meta un poco más frente al juego de Alianza de tirarla todas al área porque allí tienes que estar, cerca, con un equipo corto para ganar la segunda pelota. Sin embargo, frente al cambio de Alianza en el segundo tiempo -empezó a jugar por abajo- no hacía falta que los cremas se metan tanto. Al contrario, Córdova debió tener una mejor lectura del cambio y pedir a sus jugadores que se adelanten para achicar espacios al cuadro de Bengoechea y así alejarlo del área, poopiciando que toquen en zonas intrascendente del campo.