Kevin Quevedo jugó para el palco presidencial

Kevin Quevedo jugó para el palco presidencial

Escribe Sebastian Reategui

Si un jugador aspira a llegar a ser grande, la selección nacional es el primer paso. El domingo, Matute fue el escenario de un suceso poco común. Dos de las estrellas actuales del fútbol peruano acudieron al partido entre Alianza Lima y Sporting Cristal. Hablamos de Paolo Guerrero y Ricardo Gareca. El primero en mención, hincha confeso del cuadro ‘blanquiazul’, llegó con el objetivo de alentar. El caso del DT de Perú es distinto. Su objetivo es observar jugadores para tenerlos en consideración para próximas convocatorias.

>> La violencia le ganó al buen fútbol

Al parecer, Kevin Quevedo se enteró de la presencia de Gareca en el ‘palco azul’, y jugó mostrando todo su talento. El ágil extremo fue un dolor de cabeza para Johan Madrid (lateral presente en la última convocatoria). Incluso, por momentos, el jugador ‘cervecero’ pareció un juvenil corriendo de un lado a otro sin poder parar al ‘27’ de Alianza. Además, Quevedo coronó la tarde con un gol gracias a una fresca velocidad.

En el fútbol peruano no hay muchos jugadores que tengan el uno contra uno como principal virtud. Pablo Bengoechea fue claro en la conferencia post partido: “Quevedo tiene todas las condiciones para hacer una gran carrera”. Gareca habrá sacado sus propias conclusiones, pero lo cierto es que con un jugador así, es difícil no tentarse a tenerlo más de cerca. Y quién sabe, si Quevedo sea el jugador que en la Videna necesiten.

Sporting Cristal tropieza ante Mannucci en Trujillo
Descentralizado

Los celestes no pudieron recortar distancias con Binacional. Noronha (80') y Fernández (89') anotaron los goles carlistas. Pacheco (35') fue expulsado y Ortiz (78') falló un penal. Manucci sufrió las expulsiones de Peña (64') y Álvarez (78'). Cristal se quedó con 28 puntos, a 5 de Binacional a falta de tres fechas para el final del torneo.

¡Bayern Munich heptacampeón de la Bundesliga!
Bundesliga

Con un contundente 5-1 ante Eintracht Frankfurt, el cuadro del técnico Niko Kovac se coronó por séptima vez consecutiva campeón de la liga alemana.

El Allianz Arena y su afición despidió a tres de sus grandes jugadores: Arjen Robben, Franck Ribéry y Rafinha, quienes este verano abandonarán el Bayern tras diez, doce y años en el club, respectivamente.

Por otro lado, Lewandowski se proclamó de nuevo máximo goleador de la Bundesliga. Con 22 dianas el internacional polaco conquistó su cuarto galardón de primer artillero de la liga alemana (2013/14: 20 goles; 2015/16: 30; 2017/18: 29).