La violencia le ganó al fútbol

La violencia le ganó al fútbol

Escribe Pablo Ocaña

Una tarde perfecta era lo que parecía vivirse en el campo de Matute. Alianza Lima y Sporting Cristal animaban un emocionante partido, con estadio lleno y la presencia de Ricardo Gareca y Paolo Guerrero en las tribunas. Sin embargo, la violencia le ganó al buen fútbol.

El encuentro estaba pactado solo con la presencia de la hinchada local, es decir, en este caso, la de Alianza Lima. En ese sentido, la presencia de hinchas de Sporting Cristal en la tribuna norte nos hizo sospechar que algo andaba mal. Lamentablemente, no nos equivocamos. Graves enfrentamientos entre grupos de hinchas de ambos equipos se habían registrado a poco del pitazo inicial, incluida una balacera en las intersecciones del jirón Abtao y García Naranjo.

>> ¿Cómo erradicar la violencia del fútbol?

Con el correr de los minutos, las informaciones sobre los disturbios en las inmediaciones del estadio empezaron a propagarse en las gradas. Incidentes que tuvieron como reflejo otra pelea en la tribuna sur, donde hinchas de Alianza Lima detectaron a hinchas de Cristal tras el primer gol de Emanuel Herrera. El partido se detuvo y la posibilidad de que el árbitro lo suspenda comenzó a escucharse.

El segundo tiempo inició con la misma intensidad que el primero y con la sensación de que Alianza Lima estaba cerca del empate. Lamentablemente, en el minuto 20, el partido volvió a paralizarse. La policía había tomado la decisión de retirar del estadio a los hinchas de Cristal ubicados en norte. Otro momento tenso que se magnificó con la salida de Paolo Guerrero del estadio. ¿Por qué se va?, se preguntó más de un espectador. Definitivamente, algo andaba mal.

Finalmente, momentos después de la salida del capitán de la Selección Peruana, el árbitro decidió suspender el partido. No había garantías debido a que un gran número de efectivos policiales, dispuestos para el partido, estaba fuera del estadio resguardando la salida de los hinchas de Cristal. Con ese clima de tensión y sin saber que esperar en las calles, la gente se retiró de Matute. Con miedo y con el sin sabor de no ver el final de un duelo que debió recordarse de una manera muy distinta. 

 

 

 

 

Paolo cae en la primera final de la Copa Brasil
Peruanos en el exterior

Inter de Porto Alegre perdió 1-0 en su visita a Athletico Paranaense. Bruno Guimaraes anotó en el minuto 58. Paolo Guerrero jugó todo el partido. La revancha se juega el próximo miércoles en el Beira-Rio.