Las incongruencias de la 'U' de Córdova

Las incongruencias de la 'U'  de Córdova

Escribe Horacio Zimmermann 

Pasan los partidos y sigo pensando que en la 'U'  hay una incongruencia entre lo que quiere proponer Nicolás Córdova en la cancha y lo que tiene el club para echar mano, llámense los futbolistas del plantel actual.

Empecemos por los centrales. Cuando no está Rodríguez, Benincasa ni Schuler son precisamente jugadores con buena salida. Lo suyo no son los pases.

Para un equipo que se plantea salir jugando por abajo desde el arquero, los centrales son quienes tienen una gran responsabilidad puesto deben elegir a quién dársela. Y en esa elección fallan. O terminan sacándosela de encima con una pelota larga.

>>Más problemas que soluciones para Córdova

La volante. Ayer contra San Martín jugaron Figuera, Lavandeira y Páucar. Estos tres son jugadores de desprendimiento, desequilibrio, para presionar, vertiginosos, mas no son futbolistas que te controlen el partido desde la posesión. No son tocadores. Y allí hay una incongruencia con lo que pareciera proponer Córdova, que es un juego posicional, de posesión y avanzar en bloque.

Arriba. ¿Denis está para jugar solo arriba? ¿Osorio es extremo? ¿Núñez es extremo? El problema de la U es que genera pocas situaciones de gol. Por eso Denis no tiene muchas chances. Tiene que pelearlas antes que recibir pases que lo pongan en situaciones favorables para marcar un gol. Y eso complica su accionar siendo única punta. Sus apoyos son siempre jugando de espaldas al arco contrario. No alterna con movimientos profundos por el propio juego de los cremas.

¿A qué equipo superó la U con Córdova? ¿A qué equipo controló la U jugando como quiere el técnico chileno? ¿Por qué frente a los malos funcionamientos Córdova no ha cambiado? ¿O es que no negocia su modo de jugar? ¿Jugando así la U salvará el descenso?

Copa La Liga: dos viejos conocidos a la final
Fútbol Peruano

Este fin de semana se acaba Copa La Liga cuando se enfrenten Atlético FC y Playa del Sol por la tan ansiada copa que todos aspiran levantar. Sin embargo, los partidos por semifinales de este torneo sí que fueron ajetreados y mostraron un gran nivel, dejando fuera a rivales como Real Club e Inmaculada 2004.

En el primer partido de semifinales, Atlético FC siempre la tuvo cuesta arriba frente al equipo de los ex colegiados. Inmaculada 2004 se adelantó con un gran gol de Rodrigo Urrunaga tras un preciso centro de Marco Tovar, que buscaba ser figura. Pero para sus intereses, el conjunto vestido de verde nunca se rindió y así, tras tanta insistencia en el área contraria, consiguieron el empate gracias a Juan Rodríguez, que mandaba al descanso con el empate parcial.

En el segundo tiempo, Atlético FC salió diferente, el entrenador ajusto detalles y se veía otra cara en el equipo liderado por Nicolás Fisher. Sin embargo, no siempre todo va bien. En una jugada en el área de los verdes, tras varios rebotes, Rodrigo Urrunaga clavó el segundo tanto para Inmaculada 2004. Atlético no perdió las ganas de llegar a la final y tras el penal bien pateado Giorgio Sangiorgi, consiguieron el empate transitorio nuevamente. Pero las figuras aparecen cuando más se los necesita. Faltando 5´ para que finalice el partido, apareció Ramón Venegas para meter un golazo desde afuera del área, sentenciar el encuentro y meter al Atlético FC a la final.

Por otro lado, Playa del Sol también la tuvo complicada. Real Club se adelantó en los primeros 10´ del partido, tras un gol de Alonso Galdós que levantó la polémica para el conjunto playero por un supuesto offside. El encuentro prosiguió, estando muy disputado, muchas divididas y oportunidades en ambas áreas. Por parte de Playa del Sol, Franz Hudwalcker, no estuvo muy fino, pero un equipo está compuesto por once jugadores y así, tras un buen centro, Walter Pasache ponía de cabeza el empate final ante un Ennio Gamarra que intentó sacarla de su arco, pero no alcanzó.

Ya en la tanda de penales cualquier cosa podía pasar y la suerte jugó para el conjunto playero. Dos penales fallados por parte de Real Club y uno por parte de Playa del Sol, metía al equipo amarillo a la final de la Copa Liga.