Los problemas de la 'U'

Los problemas de la 'U'

Escribe Horacio Zimmermann

El técnico
Mucho experimento. La confianza que había ganado Núñez como extremo, incluso anotando algunos goles y dando asistencias, la perdió tras ser colocado como lateral. Problema de Nicolás Córdova. Su propuesta no comulga con los jugadores que tiene. Un repaso. Los zagueros (Schuler y Benincasa) son jugadores que defienden mejor con pocos metros de distancia respecto a su golero. No tienen características de juego a ras de piso. Los volantes (Figuera, Páucar, Manicero, Lavandeira) no son jugadores de posesión -lo que propone Córdova- sino de desequilibrio, presión, de ir para adelante. Con esta propuesta, la U no superó a nadie. Sí lo hizo cuando replegó sus líneas y venció a Municipal. Porque los jugadores que tienen son de juego directo antes que de juego de posición. Y posesión. Córdova debe ser flexible. Si no, seguirá sufriendo la U.

>> Divorcio total entre Lionel Messi y Gerard Piqué

Los jugadores
Contra Municipal se tuvo el nivel de atención que un equipo que pelea el descenso requiere para salvarse. Esto a partir de que el equipo dedicó más tiempo a evitar ser sorprendido que a sorprender a su rival. En los demás partidos ha tenido una serie de errores colectivos y otros individuales que le han costado y mucho. Jugadores mal perfilados. Otros que cuando marcan referencian solo la pelota y no al jugador. Y viceversa. Pero en general el montaje defensivo merengue es muy vulnerable. Le generan mucho. Y para un equipo que pelea la baja esta debe ser la primera responsabilidad que mejorar: el juego sin la pelota. Quizás de esta manera, con un equipo compacto, que no arriesga más de lo que debe, constantemente junto, pueda el jugador recuperar la confianza y empiece a ganar partidos en el campeonato.

La hinchada
No es el momento para pelear. Mucho menos para establecer otro tipo de presión desde el amedrentamiento. Es momento de apoyar. De estar juntos. De alentar desde la tribuna, el único lugar donde una hinchada puede manifestarse. Sea a favor o en contra. Quiere a tu equipo para ganar. No solamente porque gana. El hincha merengue debe entenderlo.

 

 

Copa La Liga: dos viejos conocidos a la final
Fútbol Peruano

Este fin de semana se acaba Copa La Liga cuando se enfrenten Atlético FC y Playa del Sol por la tan ansiada copa que todos aspiran levantar. Sin embargo, los partidos por semifinales de este torneo sí que fueron ajetreados y mostraron un gran nivel, dejando fuera a rivales como Real Club e Inmaculada 2004.

En el primer partido de semifinales, Atlético FC siempre la tuvo cuesta arriba frente al equipo de los ex colegiados. Inmaculada 2004 se adelantó con un gran gol de Rodrigo Urrunaga tras un preciso centro de Marco Tovar, que buscaba ser figura. Pero para sus intereses, el conjunto vestido de verde nunca se rindió y así, tras tanta insistencia en el área contraria, consiguieron el empate gracias a Juan Rodríguez, que mandaba al descanso con el empate parcial.

En el segundo tiempo, Atlético FC salió diferente, el entrenador ajusto detalles y se veía otra cara en el equipo liderado por Nicolás Fisher. Sin embargo, no siempre todo va bien. En una jugada en el área de los verdes, tras varios rebotes, Rodrigo Urrunaga clavó el segundo tanto para Inmaculada 2004. Atlético no perdió las ganas de llegar a la final y tras el penal bien pateado Giorgio Sangiorgi, consiguieron el empate transitorio nuevamente. Pero las figuras aparecen cuando más se los necesita. Faltando 5´ para que finalice el partido, apareció Ramón Venegas para meter un golazo desde afuera del área, sentenciar el encuentro y meter al Atlético FC a la final.

Por otro lado, Playa del Sol también la tuvo complicada. Real Club se adelantó en los primeros 10´ del partido, tras un gol de Alonso Galdós que levantó la polémica para el conjunto playero por un supuesto offside. El encuentro prosiguió, estando muy disputado, muchas divididas y oportunidades en ambas áreas. Por parte de Playa del Sol, Franz Hudwalcker, no estuvo muy fino, pero un equipo está compuesto por once jugadores y así, tras un buen centro, Walter Pasache ponía de cabeza el empate final ante un Ennio Gamarra que intentó sacarla de su arco, pero no alcanzó.

Ya en la tanda de penales cualquier cosa podía pasar y la suerte jugó para el conjunto playero. Dos penales fallados por parte de Real Club y uno por parte de Playa del Sol, metía al equipo amarillo a la final de la Copa Liga.