Raúl Ruidíaz es el habitual encargado de ejecutar los penales en Morelia, algo que no sucedió ante Monterrey el último fin de semana

>> Raúl Ruidíaz: 2017 fue el año de la 'Pulga' en México

Monarcas Morelia rescató un punto de su última visita a Monterrey, una de las plazas más complicadas del fútbol mexicano. Un gol de penal de Mario Osuna, en el minuto 97, permitió al equipo michoacano empezar con buen pie el Torneo Clausura 2018. Sin embargo, el final dejó una duda ¿Por qué Raúl Ruidíaz no pateó la pena máxima?

Viendo los antecedentes de la ‘Pulga’ podemos ensayar una explicación. Ruidíaz lleva 31 goles en la Liga MX en 55 partidos. 7 veces anotó de penal, sin embargo, 4 veces falló por está vía. La primera vez en el Torneo Apertura de 2016 y la última en las semifinales del Torneo Apertura 2017. En ambas ocasiones el rival fue Monterrey, el mismo del último sábado.

Las cábalas en el fútbol son reales, pero sobre todo se busca evitar la mala suerte. Quizás por ello Osuna tomó la responsabilidad por el peruano, ante la mala racha desde los doce pasos que tiene ante Monterrey. Por otro lado, cabe reconocer que la efectividad de Ruidíaz en penales bajó con los 3 penales que falló en el Apertura 2017 (Tigres, León y Monterrey), razón por la que enderezar está estadística ante Monterrey no era la mejor opción.

Copa La Liga: Gran Final
Fútbol Peruano

El pasado domingo 10 de junio llegó a su fin la IV edición de la Copa La Liga con dos emocionantes encuentros que definieron a los primeros puestos del campeonato.

>> Denganche.com desde Moscú, a tres días del duelo con Francia

La mañana arrancó con el duelo por la tercera posición entre Atlético FC y Unión GPZ. El partido, en su primera mitad, se volcó a favor del cuadro verde, quienes se adelantaron en el marcador muy temprano con un golazo al ángulo de Sebastián Dávalos. Minutos después, vino el segundo tanto para el equipo verde tras un buen desborde por la banda izquierda de Ramón Mollá, quien luego de levantar la cabeza, dejó solo frente al arquero a Ricardo Flores para que ponga el 2 a 0 a favor de su equipo.
En la segunda mitad, el equipo verde no se mostraba cómodo en el juego y eso fue aprovechado por Unión GPZ para dominar las acciones en búsqueda del descuento, el cual a pesar de tener las mejores ocasiones nunca llegó. El resultado no se movió y Atlético FC se hizo acreedor del tercer lugar del torneo. Pasadas ya las 11 de la mañana, el público asistente comenzaba a llegar al Fundo La Querencia para presenciar lo que sería la disputa por el ansiado título de campeón entre los equipos de
Gardenias FC y Parque Patricios.

Los primeros 30’ fueron de mucha fricción y oportunidades de gol en ambos arcos. Los arqueros estuvieron seguros bajo los tres palos, en particular Hugo Maradiegue, quien le sacó brillo a sus guantes con más de una volada para ahogar el grito de gol de Parque Patricios. Para la segunda mitad, el cuadro plomo tenía mayor posesión de balón y sus contrataques hacían sufrir a los centrales de Gardenias. La paridad en el marcador continuaría hasta faltando 10 minutos para el final del encuentro, cuando tras un centro desde la banda derecha, Sebastián Meca, nueve de Parque Patricios, marcó un golazo de cabeza haciendo inútil la volada del portero chorrillano. Con ese único tanto, Parque Patricios se proclamó campeón de la IV edición de la Copa La Liga.

En la ceremonia de premiación se otorgaron los debidos reconocimientos a los jugadores destacados del torneo. Gonzalo Vera Tudela, de Yrma FC, se llevó la copa de goleador, mientras que Hugo Maradiegue, de Gardenias FC, fue indiscutiblemente el mejor arquero del campeonato. Finalmente Álvaro Barco, de Parque Patricios FC, quedó como el mejor jugador de Copa La Liga tras una gran actuación a lo largo del campeonato. De esa manera culminó esta edición de la Copa La Liga, prometiendo una siguiente edición llena de sorpresas y emociones en lo que resta del año.