Christian Cueva sería sentado después de mucho tiempo. La decisión tendría dos posturas. El decreto lo puede aturdir o puede servir para que despierte y marque un punto de partida en el bache que atraviesa. 

>> Agente de Cueva: "Si no está feliz, pensaremos en salir" 

Sao Paulo no está acostumbrado a codearse con rivales en zona de descenso. Sin embargo, sus once puntos en la misma cantidad de compromisos, así lo han dispuesto. En el cuadro ‘Tricolor’ ya empezaron a volar cabezas. La primera fue la del técnico. Rogerio Ceni, ídolo indiscutido del club, fue cesado de su cargo y el conjunto paulista está a la espera de decidir quién reemplazará al legendario ex portero de Sao Paulo.

Hay que aclarar que colectivamente Sao Paulo estuvo funcionando mal, por lo cual la individualidad de Cueva también se subió a esa ola de confusión.

Antes de identificar al nuevo estratega, que muy probable será Dorival Júnior, Pintado tomará las riendas del equipo para el fin de semana frente a Santos. Y la principal novedad sería la suplencia de Christian Cueva. No es un secreto su bajo nivel en el equipo, de modo que Pintado, técnico interino, sacrificará al peruana. El juvenil Lucas Fernandes tomará el puesto del ‘10’. Otro que tampoco sería inicial ante el elenco donde fue símbolo Pelé, es Jucilei.

Vale decir que en la última práctica, Pintado conversó hasta 15 minutos a solas con Cueva. Según cuenta Globo Esporte y Lance, fue para informarle que no sería de la partida ante Santos. Jonathan Gómez, quien llegó para competir por un lugar con el peruano, también es opción, aparte de Lucas Fernandes, para sustituirlo.

Hay que decir que Cueva no marca ni asiste desde el 18 de marzo del presente año. Mucho agua pasó bajo el puente.

¿Messi le armaba el equipo a Sampaoli?
Fútbol Mundial

La respuesta fue revelada en el libro digital ‘Mundial es Historias’ del periodista Ariel Senosiain

Argentina se fue sin pena ni gloria de Rusia 2018. Un resultado que no sorprende, ya que desde hace mucho tiempo se dice que el seleccionado argentino es manejado por los jugadores, con Lionel Messi y Javier Mascherano a la cabeza.

Esto puede quedar en duda o confirmarse, según el punto de vista, tras leer el libro digital ‘Mundial es Historias’ de Ariel Senosiain. El periodista de TyC Sports y columnista de Olé hace una revelación muy fuerte de lo que sucedió tras la derrota 3 a 0 ante Croacia.

Los futbolistas citaron a una reunión al técnico y dos de sus ayudantes. Los hijos querían retar al padre. Allí fueron Jorge Sampaoli, Sebastián Beccacece y Lionel Scaloni. En no más de quince minutos, escucharían una larga lista de reclamos: las pruebas, la inseguridad, las formaciones, los cambios, las acusaciones, sus peleas, sus nervios. “Si estás nervioso, el jugador lo percibe. Si el jugador no te cree es imposible que después puedas lograr algo tan importante como una organización colectiva”. Sampaoli lo había dejado escrito.

El discurso del plantel, encabezado naturalmente por Mascherano y Messi, apuntó justamente a la pérdida de credibilidad: "No nos llega lo que decís. Ya no confiamos en vos. Queremos tener opinión".

Lo primero que surgió en Sampaoli fue la sorpresa: "¿Opinión en qué?".

-En todo.

- ¿Y ustedes van a armar el equipo, dirigir los entrenamientos, todo?

Messi apuntó especialmente: "Me preguntaste diez veces a qué jugadores querías que pusiera y a cuáles no, y nunca te di un nombre. Decime adelante de todos si alguna vez te nombré a alguien”.

En la sala, además de los veintitrés jugadores y los tres integrantes del cuerpo técnico, estaba presente Claudio Tapia. El presidente de la AFA sabía de antemano lo que le dirían al entrenador, a quien sólo le dijo: "Tenés que ceder".

El inicio de la reunión tuvo una contundencia claramente mayor a la del final. La conclusión fue el consenso. Que el técnico se enfocara y no alterara. Y que los escuchara, prácticamente lo que había querido hacer en otros momentos.

Bayern Múnich y el 'berrinche' por Benjamin Pavard
Bundesliga

El lateral derecho de Francia en el Mundial de Rusia 2018 fue Benjamin Pavard. El francés es jugador del Stuttgart y tiene todo consumido para cambiar de club. 

>> Matuidi y unas palabras que generan orgullo en Perú

El arrepentimiento es algo común en la vida de las personas. A nivel de clubes también ocurre. Bayern Múnich fichó a Benjamin Pavard durante el Mundial de Rusia para que sea su jugador desde la temporada 2019-2020. Luego de las grandes actuaciones en este, y la posterior consagración como campeón del Mundo, el equipo 'bávaro' cambió de opinión. 

El técnico actual, Nico Kovac, le comunicó a la dirigencia que quería a Pavard para la presente temporada. Esto es todo un lío, debido a que sigue perteneciendo al Stuttgart. Para que migre el Bayern tendría que pagar su cláusula de salida. Esta es de 35 millones de euros. Según las últimas informaciones provenientes de Alemania, el Bayern Múnich estaría dispuesto a desembolsarlo.