¿Deberíamos seguir jugando con un 10?

¿Deberíamos seguir jugando con un 10?

Escribe Daniel Cáceres

En los amistosos contra Alemania y Holanda vimos a una selección competitiva y disciplinada tácticamente, lo cual es sello de Gareca. Uno de los caminos que siguió nuestro técnico para lograr ello es la consolidación de un esquema táctico que ya todos nos sabemos de memoria: el 4-2-3-1. La pregunta es: ¿nos seguirá trayendo resultados este esquema?

Es muy difícil que Gareca cambie ese sistema, pues casi nunca lo varió con nosotros y tampoco en los anteriores equipos que dirigió. Dentro de este engranaje, la utilización de un 10 ha sido clave. Precisamente, Cueva (y ante la falta de jugadores que cumplan con esas características), ha sido uno de los jugadores más utilizados por el técnico argentino y cuando este faltó, Farfán asumió. Pero Jefferson ya tiene 34 años y Cueva, hace un buen tiempo, no rinde como en las eliminatorias en esta posición.

Por qué tácticamente Cueva no rinde como antes de 10
Si hacemos un breve análisis desde el partido con Nueva Zelanda, muchos nos quedamos con la idea que Cueva no es el mismo. Durante los amistosos y el mundial nuestro 10 mostró chispazos, pero no tuvo la trascendencia esperada. ¿Por qué pasó esto? Seguramente hay variados motivos, pero nos animamos a mencionar uno táctico: Cueva por el centro hace daño por su juego en corto, traslado y buena visión, pero, sobre todo, de cara al arco. Sin embargo, jugar de espaldas, aguantar la marca y girar es algo que creemos le cuesta. Los equipos ya lo tienen referenciado y lo asfixian antes de que gire. Al limitarse su campo de acción, desaparece y ello afecta nuestro ataque.

Y, ¿si lo ponemos por la banda?
Muchos recordamos al Cueva de la San Martín o en los inicios de la era Gareca en la selección jugando por las bandas, sobre todo por izquierda. De hecho, durante el mundial, cuando le tocó jugar por la banda mejoró su rendimiento. Contra Dinamarca, el ingreso de Farfán por el centro, hizo que se fuera hacia el lado izquierdo y es ahí donde fue más incisivo tras su penal fallado. Contra Francia siempre fue 10 y ante Australia, tras el ingreso de Aquino y Hurtado y con el marcador a favor, se soltó para romperla en el segundo tiempo.

¿Quién va de 10?
Considerando a Cueva por la banda y tomando en cuenta que Farfán es últimamente para Gareca más un 9, la única opción como 10 es Benavente (algunos piden a Manco y Hoghberg), a quien nuestro técnico considera más por izquierda. Dicho eso, ¿deberíamos seguir jugando bajo el esquema 4-2-3-1 con un 10? ¿Debería Gareca empezar a probar otro esquema? Como hemos visto, pocas opciones tenemos para esta posición clave y ya los amistosos con Alemania y Holanda nos han demostrado que no basta con ser disciplinados tácticamente.

Copa La Liga: dos viejos conocidos a la final
Fútbol Peruano

Este fin de semana se acaba Copa La Liga cuando se enfrenten Atlético FC y Playa del Sol por la tan ansiada copa que todos aspiran levantar. Sin embargo, los partidos por semifinales de este torneo sí que fueron ajetreados y mostraron un gran nivel, dejando fuera a rivales como Real Club e Inmaculada 2004.

En el primer partido de semifinales, Atlético FC siempre la tuvo cuesta arriba frente al equipo de los ex colegiados. Inmaculada 2004 se adelantó con un gran gol de Rodrigo Urrunaga tras un preciso centro de Marco Tovar, que buscaba ser figura. Pero para sus intereses, el conjunto vestido de verde nunca se rindió y así, tras tanta insistencia en el área contraria, consiguieron el empate gracias a Juan Rodríguez, que mandaba al descanso con el empate parcial.

En el segundo tiempo, Atlético FC salió diferente, el entrenador ajusto detalles y se veía otra cara en el equipo liderado por Nicolás Fisher. Sin embargo, no siempre todo va bien. En una jugada en el área de los verdes, tras varios rebotes, Rodrigo Urrunaga clavó el segundo tanto para Inmaculada 2004. Atlético no perdió las ganas de llegar a la final y tras el penal bien pateado Giorgio Sangiorgi, consiguieron el empate transitorio nuevamente. Pero las figuras aparecen cuando más se los necesita. Faltando 5´ para que finalice el partido, apareció Ramón Venegas para meter un golazo desde afuera del área, sentenciar el encuentro y meter al Atlético FC a la final.

Por otro lado, Playa del Sol también la tuvo complicada. Real Club se adelantó en los primeros 10´ del partido, tras un gol de Alonso Galdós que levantó la polémica para el conjunto playero por un supuesto offside. El encuentro prosiguió, estando muy disputado, muchas divididas y oportunidades en ambas áreas. Por parte de Playa del Sol, Franz Hudwalcker, no estuvo muy fino, pero un equipo está compuesto por once jugadores y así, tras un buen centro, Walter Pasache ponía de cabeza el empate final ante un Ennio Gamarra que intentó sacarla de su arco, pero no alcanzó.

Ya en la tanda de penales cualquier cosa podía pasar y la suerte jugó para el conjunto playero. Dos penales fallados por parte de Real Club y uno por parte de Playa del Sol, metía al equipo amarillo a la final de la Copa Liga.