Por: Horacio Zimmerman
 
El país está triste. Y con razón. Paolo Guerrero, el capitán, no podra disputar el Mundial. Una lástima por el delantero. Nos afecta a todos. Hubiéramos querido tener a Guerrero en el Mundial, por su importancia y jerarquía, pero sobre todo por la persona. Eso no quita que tengamos un interpretación de la situación.

>> ¿Cuánto afecta la ausencia de Guerrero en el juego de la Selección Peruana?

La sanción mínima por reglamento por casos de doping en el reglamento FIFA de depoje es de 2 años. A Paolo Guerrero le dieron 1 año inicialmente. Esto, seguramente, considerando lo que menciona el TAS en el comunicado que publicó ayer: hubo negligencia, pero no fue significativa. Es decir, no hubo intención de obtener una ventaja deportiva. Luego, Guerrero apeló y FIFA le redujo la sanción a 6 meses (de 2 años a 6 meses ya era considerable). Aquí debió haber autocrítica por parte de Guerrero. Y la mejor (autocrítica) hubiese sido aceptar la reducción a 6 meses. Porque así sea involuntario, era incuestionable que el metabolito estaba en su cuerpo. Pero Paolo Guerrero no quiso. Fue en busca de limpiar su honor. Su imagen. Con total derecho por saberse inocente. 
 
Entonces, puso en duda la decisión de FIFA -la reducción a 6 meses- apelando al TAS. El análisis, ya con el resultado, es el siguiente: Paolo Guerrero no debió apelar al TAS. No porque esté bien o mal, sino porque que podría haber esperado a que WADA apele la decisión ante el TAS e ir de la mano de FIFA a defender sus 6 meses (ya aceptados a modo de autocrítica). 
 
Esto porque se considera que es mejor estar del lado de FIFA que en su contra. Ahora, esto, sigue siendo subjetivo. Quizás no impedía que se le suba la sanción. Pero es mejor tener de aliada a FIFA, aceptar su decisión antes que ponerla en duda. En entredicho. 
 
De todos modos, creemos que la sanción es desproporcionada para una persona cuya inocencia ni culpabilidad está totalmente comprobada desde la intención, según lo que hemos podido saber, a la espera de leer algún día los arguentos completos. Lo único que ampara la decisión del TAS es el reglamento. Y los reglamentos no tienen sentimientos.
Dos copas, dos estrellas: la camiseta de Perú para la Copa América
Selección Peruana

La Selección Peruana usó las redes sociales para mostrar el diseño que será usado en el torneo continental y los amistosos del mes de junio ante Costa Rica y Colombia.

La indumentaria, confeccionada por la empresa, presenta cuello de camisa y el número en la parte delantera dentro de la franja roja. Además, aparecen dos estrellas encima del escudo de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) en referencia de las dos Copas Américas ganadas por nuestro país en 1939 y 1975. "Dos copas, dos estrellas, vamos por más", señala el anuncio publicado.