¿Por qué Iván Bulos?

¿Por qué Iván Bulos?

Si existe una interpretación correcta de las convocatorias de Gareca esa es que no necesariamente se utilizan los mismos criterios para citar a los futbolistas a la Selección.

>> OFICIAL: Jefferson Farfán presente en la lista de 26

Por ejemplo, futbolísticamente Farfán es uno de los mejores futbolistas peruanos de los últimos años en la Selección; sin embargo, al no tener continuidad, sumado a otros factores, no era convocado. Pero sí fueron llamados Benavente, Carrillo, Rodríguez que en muchos momentos tampoco tuvieron presencia en sus respectivos equipos.

El llamado de Iván Bulos ha sido una sorpresa para todos. Si debe o no estar en la convocatoria es algo que como periodistas no nos corresponde responder. Sí, en cambio, estamos obligados a averiguar por qué está en la lista o en todo caso interpretarlo.

Bulos es un futbolista de área. Fijo. Aunque puede, no es un delantero que se mueva por todo el frente de ataque con el mismo desenvolvimiento en todos los sectores de arriba. Sus características son más parecidas a Guerrero. Un 9 que finalice jugadas.

Alex Succar, que estuvo en la convocatoria de los amistosos contra Paraguay y Jamaica, en cambio, es un delantero más parecido a Raúl Ruidíaz: hábil, rápido, que se mueve por todo el frente de ataque.

Sin embargo, al tener a Ruidíaz en la convocatoria, consideramos que la decisión de Gareca de optar por Bulos es porque contra Bolivia no hay otro delantero igual a él. Recordemos que contra los del altiplano Guerrero no estará por acumulación de tarjetas amarillas. Recién podrá jugar ante Ecuador.

En ese sentido, uno imagina un partido empatado 0-0 a los 70 minutos en el que el ingreso de Bulos puede otorgarle un arma distinta de finalización de jugadas a Perú: el juego aéreo, que es además una de las principales virtudes de Iván.

Todo llamado tiene un por qué. Cada jugador tiene una responsabilidad según lo que el trámite del partido pide. Y creemos que Gareca pensó en Bulos como posibilidad de tener un centrodelantero fijo en el área dada las circunstancias que el juego planteé.

'Canchita' Gonzales es nuevo jugador de Melgar
Descentralizado

Melgar de Arequipa se sigue reforzando con miras al torneo Apertura. El 'Dominó' confirmó el fichaje de Christofer Gonzales. 

>> Un momento de espera para Luis Advíncula

Luego de los malos manejos administrativos de Sport Rosario, se confirmó que Christofer Gonzáles dejó el club. FBC Melgar de Arequipa estuvo atento a esto y anunció su contratación. 

Melgar informó a través de sus redes sociales la contratación del volante Christofer Gonzales, quien podrá jugar a partir del Torneo Clausura pues este año ya estuvo en Sport Rosario. "La familia rojinegra le da la bienvenida a Christofer Gonzales, flamante refuerzo del Dominó para la presente temporada. ¡RUGE CANCHITA!", informó el club en sus redes sociales.

De esta manera, Gonzales se convirtió en nuevo jugador de Melgar luego de haber estado en Sport Rosario este año.

La pelota parada y una respuesta a su protagonismo en Rusia
Rusia 2018
Cuando no se puede jugando, cuando no se puede elaborando, la pelotita parada... 

>> Francia celebró en París la Copa del Mundo

El recordado periodista Daniel Peredo utilizaba esta frase cuando a los equipos les costaba generar situaciones claras de gol desde el funcionamiento y tenían una opción desde la pelota parada, que tomó protagonismo en la Copa del Mundo de Rusia 2018.
 
La cifra habla por sí sola: 73 de los 169 goles marcados fueron con balón detenido; es decir, el 43% en el Mundial. Y 30% si no se cuentan los goles de penal. Perú y Senegal fueron los únicos que no anotaron así.
 
Pero, ¿por qué tomó tanto protagonismo la pelota parada en esta competición?
 
Dos interpretaciones. La primera está relacionada directamente con el uso del VAR. La advertencia de revisión de jugadas dentro del área provocó que los defensores tuvieran mucho más cuidado con los usuales agarrones, tirones de camiseta y forcejeos que en otras oportunidades, por lo que esto permitió una mayor facilidad de movimientos a los equipos que atacaban de esta forma.
 
La segunda es más profunda. Y está relacionada con el juego. En un Mundial que los colectivos táctico-defensivos se impusieron a la gambeta y el desequilibrio -por eso no aparecieron Neymar ni Messi-y con pocas variantes ofensivas en su máxima diversidad, la pelota parada terminó siendo protagonista a partir de las pocas ideas, falta de eficacia y mala puntería -Giroud no remató una sola vez al arco y jugaba en el equipo campeón-.
 
La pelota parada, en definitiva, fue clave para abrir puertas cerradas. Para desequilibrar partidos parejos desde el trámite. Para recordarnos que la táctica fija no debe ser menospreciada como la última alternativa, sino como la principal de este Mundial.