4 razones del empate entre Perú y Colombia

4 razones del empate entre Perú y Colombia

Perú jugará el repechaje ante Nueva Zelanda. El equipo de Gareca tenía que ganar para asegurar al menos la repesca y no depender de otros resultados; sin embargo, empató y se vio beneficiado por el resto de partidos.

>> Paolo Guerrero y un tiro libre que ya no es casualidad

1. Duro de matar. Colombia es un gran equipo. La organización defensiva del equipo de Pekerman fue impecable. Movimientos coordinados perfectos impidieron que la Selección Peruana prosperara en ataque. No se recuerda ninguna jugada en que un peruano haya quedado mano a mano con un colombiano. Ninguna. El montaje defensivo cafetero fue impecable y se impuso a la ofensiva blanquirroja.

2. La fuerza. Colombia controló el partido. No es que haya sido superior, ojo. El partido fue parejo. Con igual número de ocasiones de gol. Al haber sido peleado, friccionado, Colombia sacó ventaja en las divididas. Por la fuerza y corpulencia física de sus jugadores. Sobre rodo por esto último. Fue beneficioso esto para Colombia por la diferencia física entre sus jugadores y los nuestros. Desde la talla hasta el peso. Al ser menos en fuerza, faltó juego. No fue la mejor versión peruana.

3. Guerrero tomado. Pekerman planteó un partido de lucha. Puso dos líneas de cuatro juntas que impidió el juego asociado de Perú. Y a su vez, mandó a tomar a Paolo Guerrero con marca cercana cuando Gallese sacaba. De esta forma, la pelota larga al pecho del Depredador no fue la solución a los problemas de asociación que tuvo Perú como en otros partidos. Entonces se complicaron más las cosas. Y Perú cayó en la intrascendencia. La única forma era de balón parado y Paolo la aprovechó. Golazo que nos mete en el repechabe cuando parecía todo perdido.

4. ¿Arreglado? Sobre el final, Perú empezó a tocar la pelota en su cancha. Sin progreso. El empate clasificaba a Colombia y metía a Peru en el repechaje de acuerdo a los otros resultados. No se sabe si hubo pacto sobre el final, pero sí hubo una evidencia de que nuestra selección se conformaba con el empate: los pases en nuestra cancha hasta que acabe el partido. Había sido tan difícil el partido, con una Colombia imoenetrable, que la decisión parece acertada. Hasta ahora. 

Copa La Liga: Gran Final
Fútbol Peruano

El pasado domingo 10 de junio llegó a su fin la IV edición de la Copa La Liga con dos emocionantes encuentros que definieron a los primeros puestos del campeonato.

>> Denganche.com desde Moscú, a tres días del duelo con Francia

La mañana arrancó con el duelo por la tercera posición entre Atlético FC y Unión GPZ. El partido, en su primera mitad, se volcó a favor del cuadro verde, quienes se adelantaron en el marcador muy temprano con un golazo al ángulo de Sebastián Dávalos. Minutos después, vino el segundo tanto para el equipo verde tras un buen desborde por la banda izquierda de Ramón Mollá, quien luego de levantar la cabeza, dejó solo frente al arquero a Ricardo Flores para que ponga el 2 a 0 a favor de su equipo.
En la segunda mitad, el equipo verde no se mostraba cómodo en el juego y eso fue aprovechado por Unión GPZ para dominar las acciones en búsqueda del descuento, el cual a pesar de tener las mejores ocasiones nunca llegó. El resultado no se movió y Atlético FC se hizo acreedor del tercer lugar del torneo. Pasadas ya las 11 de la mañana, el público asistente comenzaba a llegar al Fundo La Querencia para presenciar lo que sería la disputa por el ansiado título de campeón entre los equipos de
Gardenias FC y Parque Patricios.

Los primeros 30’ fueron de mucha fricción y oportunidades de gol en ambos arcos. Los arqueros estuvieron seguros bajo los tres palos, en particular Hugo Maradiegue, quien le sacó brillo a sus guantes con más de una volada para ahogar el grito de gol de Parque Patricios. Para la segunda mitad, el cuadro plomo tenía mayor posesión de balón y sus contrataques hacían sufrir a los centrales de Gardenias. La paridad en el marcador continuaría hasta faltando 10 minutos para el final del encuentro, cuando tras un centro desde la banda derecha, Sebastián Meca, nueve de Parque Patricios, marcó un golazo de cabeza haciendo inútil la volada del portero chorrillano. Con ese único tanto, Parque Patricios se proclamó campeón de la IV edición de la Copa La Liga.

En la ceremonia de premiación se otorgaron los debidos reconocimientos a los jugadores destacados del torneo. Gonzalo Vera Tudela, de Yrma FC, se llevó la copa de goleador, mientras que Hugo Maradiegue, de Gardenias FC, fue indiscutiblemente el mejor arquero del campeonato. Finalmente Álvaro Barco, de Parque Patricios FC, quedó como el mejor jugador de Copa La Liga tras una gran actuación a lo largo del campeonato. De esa manera culminó esta edición de la Copa La Liga, prometiendo una siguiente edición llena de sorpresas y emociones en lo que resta del año.