Paolo Guerrero recibió injustamente una amarilla contra Uruguay, de manera que se perderá el choque del primero de setiembre ante Bolivia. A 5 meses del cotejo, Ruidíaz debe tener la primera opción para sustituirlo.?

>> ¿ESTáN EN RIESGO LOS 3 PUNTOS GANADOS EN MESA ANTE BOLIVIA?

Quien escribe estas líneas, no titubea al decir que Raúl Ruidíaz es uno de los delanteros más peligrosos de fútbol mexicano. No se fíen de los pocos minutos que le concedieron últimamente en la Selección Peruana. En Morelia es un artillero en serie y es de los puntas más valorados. Sus 11 tantos en el campeonato anterior y los 4 que registra hasta hoy, lo ponen en la parte superior de la lista de futbolistas pretendidos por los clubes más grandes del país azteca. No es chiste, América ya preguntó por él.

En los tres últimos duelos en los que le tocó ingresar, ante Venezuela (12’), Brasil (28’) y Paraguay (3’), no tuvo mayor tiempo para demostrar. Muchas veces el centrodelantero requiere de más minutos para interpretar el juego. Para entender en la cancha de qué pie cojea el central y por qué lugar es más fácil desequilibrar. Ruidíaz es de esos delanteros. Sabe picar muy bien a los vacíos y de ese modo es que dejó en jaque a más de una zaga del fútbol mexicano.

Las otras opciones son Iván Bulos y Beto da Silva. Aunque al delantero del Gremio, Gareca lo utiliza más de segundo punta. Jefferson Farfán si gana partidos también podría tener una oportunidad. Pero la realidad, a 5 meses de chocar con Bolivia en Lima, nos invita a creer que el turno es de Ruidíaz. La responsabilidad la merece él. Por su momento en México y porque está claro que Gareca cree mucho en él.