El Mundial es el torneo del qué y no del cómo

El Mundial es el torneo del qué y no del cómo

Perú está eliminado del Mundial. Dos partidos, dos derrotas. Dos goles en contra, ninguno a favor. Todo esto a falta de un partido. Contra Australia en Sochi. Como para mejorar nuestros números. Los que con frialdad nos dice que no pudimos. Que fuimos derrotados.

>> Paolo Guerrero y un análisis de la eliminación del Mundial

Los números no mienten. No se puede discutir a los números. Sin embargo, la participación de Perú no debe ser valorada únicamente por lo que entregan las estadísticas. Quien las utilice solo con ese fin, de fútbol no sabe nada.

Perú, siendo octavo o noveno de Sudamérica durante 30 años, llegó a Rusia a jugar el fútbol que le habíamos pedido siempre. El fútbol de protagonismo. El fútbol por abajo. De toque. De gambeta y regate. De pista. Mas no vino a meter el bus atrás. No vino a ver qué pasa. Vino a ser protagonista desde el juego.

Lamentablemente, la contundencia fue nuestro peor enemigo. Nos faltó meterla, sí, pero también mejores asociaciones. Mejores decisiones en los metros finales. Inspiración. Nos costó, como siempre, destruir defensas compensadas como la de Francia, que impuso su orden táctico y contundencia para ganar.

Fallamos en las áreas.

El Mundial es el torneo del qué. Y no del cómo. Gana el que aprovecha, pierde el que dilapida. Los errores, adelante y atrás, se pagan. Y caro. Le sucedió a Perú. Se tiene que mejorar.

Paolo cae en la primera final de la Copa Brasil
Peruanos en el exterior

Inter de Porto Alegre perdió 1-0 en su visita a Athletico Paranaense. Bruno Guimaraes anotó en el minuto 58. Paolo Guerrero jugó todo el partido. La revancha se juega el próximo miércoles en el Beira-Rio.