Jorge Fossati, director técnico de Uruguay en el repechaje para Alemania 2006, habló de su experiencia ante Australia.

>> No hay borrón y cuenta nueva, Perú con 9 hombres en ‘capilla’ para el repechaje

No siempre las selecciones sudamericanas ganaron el repechaje para la Copa del Mundo. El último antecedente negativo se remonta al 2005, cuando Uruguay enfrentó a Australia por el pase al Mundial Alemania 2006. Jorge Fossati fue el entrenador de aquella selección charrúa que mordió el polvo de la derrota en Oceanía. En declaraciones para RPP, Fossati recordó su experiencia a propósito de los partidos que la Selección Peruana debe afrontar ante Nueva Zelanda por un lugar en Rusia 2018.

Buena logística
“En este caso la planificación puede ser muy buena, pero si no se tienen las posibilidades de un apoyo logístico por mejores ideas que tengan Ricardo y su cuerpo técnico, no es tarea fácil ir a competir, porque Perú va a tener dos viajes. Y Nueva Zelanda uno solo”.

Mala logística uruguaya
“Comparado con nosotros la situación es completamente diferente. Nosotros tuvimos que combatir una seria dificultad: jugamos primero en Uruguay y a los cinco días la revancha en Sidney, entonces cuando tú tampoco tienes las posibilidades logísticas de hacer un buen viaje, ahí la cosa se complica de verdad”.

El arbitraje
“Nosotros fuimos a la guerra con un tenedor mientras que ellos iban con misiles de primera generación y con eso igual llegamos a jugar los 120 minutos y los penales. Aparte creo que estamos hablando de otra situación, de otra FIFA y entonces bueno no le va a pasar a Perú lo que nos pasó a nosotros. El que arbitró en el centenario era de un país hermano de Australia.”

Descompensación horaria
“El tema de la diferencia de horas es un trabajo que los médicos de la selección y el cuerpo técnico saben cómo solucionar. Los días antes que se tiene que ir y todo eso”.

El segundo viaje
“En la ida determinarán los técnicos con cuanta anticipación quieren ir, si van directo a Nueva Zelanda, si se van a quedar previamente en algún país cercano y después pasan para allí pero como que llegas descansado. El tema es el segundo partido. Ahí es donde tienes que ajustar todos los detalles que puedas para que puedas llegar en las mejores condiciones”.

Copa La Liga: Gran Final
Fútbol Peruano

El pasado domingo 10 de junio llegó a su fin la IV edición de la Copa La Liga con dos emocionantes encuentros que definieron a los primeros puestos del campeonato.

>> Denganche.com desde Moscú, a tres días del duelo con Francia

La mañana arrancó con el duelo por la tercera posición entre Atlético FC y Unión GPZ. El partido, en su primera mitad, se volcó a favor del cuadro verde, quienes se adelantaron en el marcador muy temprano con un golazo al ángulo de Sebastián Dávalos. Minutos después, vino el segundo tanto para el equipo verde tras un buen desborde por la banda izquierda de Ramón Mollá, quien luego de levantar la cabeza, dejó solo frente al arquero a Ricardo Flores para que ponga el 2 a 0 a favor de su equipo.
En la segunda mitad, el equipo verde no se mostraba cómodo en el juego y eso fue aprovechado por Unión GPZ para dominar las acciones en búsqueda del descuento, el cual a pesar de tener las mejores ocasiones nunca llegó. El resultado no se movió y Atlético FC se hizo acreedor del tercer lugar del torneo. Pasadas ya las 11 de la mañana, el público asistente comenzaba a llegar al Fundo La Querencia para presenciar lo que sería la disputa por el ansiado título de campeón entre los equipos de
Gardenias FC y Parque Patricios.

Los primeros 30’ fueron de mucha fricción y oportunidades de gol en ambos arcos. Los arqueros estuvieron seguros bajo los tres palos, en particular Hugo Maradiegue, quien le sacó brillo a sus guantes con más de una volada para ahogar el grito de gol de Parque Patricios. Para la segunda mitad, el cuadro plomo tenía mayor posesión de balón y sus contrataques hacían sufrir a los centrales de Gardenias. La paridad en el marcador continuaría hasta faltando 10 minutos para el final del encuentro, cuando tras un centro desde la banda derecha, Sebastián Meca, nueve de Parque Patricios, marcó un golazo de cabeza haciendo inútil la volada del portero chorrillano. Con ese único tanto, Parque Patricios se proclamó campeón de la IV edición de la Copa La Liga.

En la ceremonia de premiación se otorgaron los debidos reconocimientos a los jugadores destacados del torneo. Gonzalo Vera Tudela, de Yrma FC, se llevó la copa de goleador, mientras que Hugo Maradiegue, de Gardenias FC, fue indiscutiblemente el mejor arquero del campeonato. Finalmente Álvaro Barco, de Parque Patricios FC, quedó como el mejor jugador de Copa La Liga tras una gran actuación a lo largo del campeonato. De esa manera culminó esta edición de la Copa La Liga, prometiendo una siguiente edición llena de sorpresas y emociones en lo que resta del año.