Escribe Daniel Cáceres

Desde que Gareca asumió su puesto como director técnico de nuestra selección en marzo del 2015 ha conseguido los siguientes resultados entre partidos oficiales y amistosos:

Victoria

28

44%

Derrota

23

36%

Empate

13

20%

Total

64

100%

El reto: llegar a Qatar 2022
Como pudimos ver, hemos mejorado mucho en los últimos años y ello se ve reflejado en los constantes rankings de la FIFA. Sin embargo, las siguientes eliminatorias van a ser igual o más duras que las anteriores. A la competencia se suma Venezuela, equipo que ha mejorado mucho de la mano de Dudamel, cuyo equipo empieza a consolidarse gracias al aporte de varios jóvenes, muchos de los cuales fueron sub campeones mundiales en la sub 20 del 2017. Clasificar, entonces, va a ser harto complicado y para lograrlo debemos cumplir con la frase cliché: gana lo más que puedas de local y pierde lo menos que puedas de visitante.

Si tomamos en cuenta los resultados de los 18 partidos de las eliminatorias pasadas rumbo a Rusia 2018 (sin contar repechaje), es importante que podamos mejorar ciertos números. Por ejemplo, debemos obtener más victorias de locales, que estas representen más del 50% y no el 44% que logramos antes. Asimismo, reducir el número de derrotas, sobre todo de visita, las cuales deberían ser menos del 50%.

Resultados obtenidos en eliminatorias 2018

 

Derrota

Empate

Victoria

Local

22%

33%

44%

Visitante

56%

22%

22%

Total

39%

28%

33%


Ahora, cómo logramos esto si 2 de nuestros mayores referentes, Guerrero y Farfán, ya tienen 35 años.

Jugar sin Guerrero
Nuestro capitán ha estado en 42 de los 64 partidos (66%) de la era Gareca y su aporte ha sido determinante en una posición (centrodelantero) en donde tenemos muy pocas variantes. Sin embargo, cuando no estuvo, nuestro técnico supo “sacarle la vuelta” a dicha situación, pues ganamos el 50% de dichos partidos. Ahora, hay que tomar en cuenta que 19 de esos 22 partidos fueron amistosos.

Victoria

11

50%

Derrota

8

36%

Empate

3

14%

Total

22

100%

En los partidos en que no estuvo Paolo se probó, principalmente, a Ruidíaz o a Farfán, quien, para muchos, ha sido el que mejor lo ha suplido como 9, en el área.

Jugar sin Farfán
Jefferson Agustín ha estado con la selección en solo 33 de los 64 partidos (52%) de la era Gareca. De hecho, al inicio fue separado y muchas otras veces estuvo, como ahora, lesionado. A pesar de ello, cuando estuvo, ha sabido ser socio de Guerrero y solución cuando este no estuvo. Por un lado, de los 42 partidos que jugó Paolo, Farfán estuvo en 17 de ellos (44%) y de estos, 15 de ellos (el 88%), los jugó de titular, ya sea de segundo delantero, armador o extremo derecho. Por otro lado, cuando no estuvo nuestro capitán, Farfán jugó 16 partidos en total y no siempre fue 9, pues solo en 5 de estos partidos arrancó en esta posición. En estos 5 partidos, con Farfán arrancando de 9, conseguimos 3 victorias, pero cuando jugó en otra posición, de esos 11 partidos ganamos 5, perdimos 5 y empatamos 1. En otras palabras, fuimos menos sólidos sin Farfán de centrodelantero cuando no estuvo Guerrero.

Sistemas de juegos alternativos y Cueva
Un aprendizaje que nos dejó el mundial pasado es que debemos tener más sistemas de juego para enfrentar a nuestros rivales. Gareca casi siempre ha optado por el 4-2-3-1. De hecho, en 61 partidos de los 64 jugados, o sea el 95% del tiempo, hemos jugado en algún momento con esta formación que implica un 10 detrás del punta. Y de hecho, Cueva ha sido el preferido en esta posición: jugó casi siempre (58 de 64 partidos) de titular (56 de 58 partidos) y en 40 de ellos como “10”.

Conclusiones
Los números nos indican la importancia de jugadores claves como Paolo, Jefferson y “Cuevita” en lo que va de la era Gareca. Pero también nos indican que hemos sabido ganar sin Paolo, pero que, si no lo remplaza Farfán en esa posición, nos cuesta más. En ese sentido, sabiendo que es posible que ambos pierdan la energía de años anteriores dada la edad de ambos, ¿deberíamos cambiar nuestro sistema para que empiecen a engranar jugadores como Ruidíaz o Reyna? ¿Deberíamos mantenerlo? Esta es una interrogante aún sin respuesta.

Finalmente, en la posición de “10”, cuando realmente no pueda estar Cueva, por lesión, por ejemplo, ¿cuál será nuestro plan b? Todo indica que Benavente puede ser dicho sucesor. Sin embargo, en todo este tiempo no ha convencido a nuestro técnico. Si no es él, ¿quién entonces? Lo positivo, es que, tras el partido de ayer con Brasil, notamos la consolidación de un nuevo sistema: el 4-3-3. Este, que fue probado en la Copa América reciente, nos da más opciones y nos hace menos dependientes de un “10” y nos haría sufrir menos cuando no esté Cueva. Tenemos varias opciones para jugar de mixtos: Yotún, “Canchita”, Flores, Ascues, Ballón, etc. Parece que aquí hay una alternativa para superar el reto planteado.

Paolo cae en la primera final de la Copa Brasil
Peruanos en el exterior

Inter de Porto Alegre perdió 1-0 en su visita a Athletico Paranaense. Bruno Guimaraes anotó en el minuto 58. Paolo Guerrero jugó todo el partido. La revancha se juega el próximo miércoles en el Beira-Rio.