La Selección Peruana no es Paolo Guerrero

La Selección Peruana no es Paolo Guerrero

“Ningún jugador es indispensable”, sostuvo Alberto Rodríguez ayer en la Videna, en relación a la ausencia de Paolo Guerrero en el Mundial de Rusia, luego de la sanción de 14 meses que le impuso el TAS el lunes pasado.

>> Una de las dudas de Gareca se sumó a los entrenamientos de Perú

Paolo Guerrero es el capitán del equipo. Es el jugador más representativo. Es el goleador. Su ausencia en la Copa será significativa; sin embargo, Paolo no es la Selección Peruana. Paolo es un jugador de la Selección.

Como todos los peruanos, lamentamos que no pueda estar en Rusia. No obstante, la decepción no puede desvincularnos del objetivo principal: cumplir una buena actuación en el campeonato del mundo. Su ausencia no puede deteriorarnos el autoestima.

Sigamos el ejemplo de Colombia. Para Brasil 2014, por circunstancias diferentes, no pudo contar con Radamel Falcao, quien en ese entonces era su principal figura. Aun así, el equipo de Pekerman tuvo una destacada participación en tierras brasileñas.

Perú ya ha demostrado y confirmado que el verdadero éxito del equipo es el colectivo. Lo hizo contra Nueva Zelanda, Croacia e Islandia. No solamente se jugó bien, sino que se obtuvo resultados victoriosos en estos compromisos.

Perdimos a uno de nuestros guerreros, quizás el más importante, pero otros 23 nos representarán en el Mundial. Y toca otorgarles el mismo apoyo de siempre.

Cosas a mejorar en la selección
Descentralizado

Escibe Horacio Zimmermann 

La exigencia debe permanecer en cuanto al rendimiento de la Selección Peruana. Lo ha dicho Gareca: sostener es complicado. Ante Chile prolongamos los buenos momentos del equipo y por eso quedó en evidencia la superioridad durante todo el partido.

Aun así, existen algunos detalles que el equipo debe mejorar. El primero que se nos viene a la cabeza es no cometer faltas cerca a nuestra área. Contra Chile, hubo algunas innecesarias por la necesidad de anticipar el balón a rivales que estaban de espaldas a nuestra portería.

>>conformismo e ilusión de Pablo Bengoechea

Le pasó a Santamaría y también a Advíncula. Chile no tenía cómo generar situaciones peligrosas en ataque y nosotros le regalamos oportunidades desde la pelota quieta. La defensa individual debe fijarse a veces primero en el hombre y luego en el balón. A veces solo pensamos en la pelota por eso las faltas.

Otro detalle a mejorar es la pelota detenida a favor. Contra Chile contamos con 9 tiros de esquina y en ninguno tuvimos una oportunidad real de anotar. Una jugada preparada o quizás arropar a nuestros mejores cabeceadores dentro del área puede acercarnos a obtener mejores chances desde el balón quieto.

El ataque por la izquierda con oposición. La mayoría de nuestros ataques se dan por el costado derecho. Por la potencia de Advíncula y la destreza de Carrillo para apilar rivales; no obstante, no sucede lo mismo por la izquierda. Necesitamos que Trauco se anime a tener más protagonismo en ataque para aprovechar su zurda para esos pases al espacio que maneja con tanta precisión.

Conformismo e ilusión de Pablo Bengoechea
Descentralizado

Pablo Bengoechea, estratega de Alianza Lima, analizó el desempeño de su equipo ante Sport Boys

>>Lo bueno y lo malo de Perú ante Chile

Alianza Lima logró empatar el partido ante Sport Boys luego de una buena ejecución de tiro libre por parte de Maximiliano Lemos. Sin duda, un resultado que valora Pablo Bengoechea, ya que quedó conforme con el desempeño de su equipo. Sin embargo, el cuadro blanquiazul no logra ganar hace tres fechas en el Torneo Clausura.

Alianza Lima
“Estoy conforme con lo que se hizo hoy, quedé conforme con la actitud del equipo, me gustó como manejó la pelota, como fue al frente. A mí no me gustan los equipos que tienen la pelota y demoran 30 segundos en llegar a la mitad de la cancha”.
La ilusión
“El equipo intentó jugar por bandas, remató de media distancia, se corrió riesgos, la defensa estuvo muy cerca del mediocampo. Yo estoy conforme, el resultado es otra cosa. Quedo contento solo cuando el equipo gana, pero el rendimiento me deja tranquilo y me ilusiona de cara a los partidos que faltan”.