El volante de la Selección Peruana, Renato Tapia, publicó un extenso mensaje aclarando que no hubo arreglo en los minutos finales del empate con Colombia.

>> Perú, al repechaje sin acuerdos ni manchas

Las declaraciones de Renato Tapia, junto a los videos que muestran a Radamel Falcao, dialogando con distintos seleccionados peruanos, se usaron para acusar a Perú y Colombia de pactar el empate en los minutos finales del partido disputado en el Nacional de Lima. Tapia reconoció que Falcao le dijo que con la igualdad ambas selecciones conseguían un lugar entre los cinco primeros, pero nunca reconoció que hubo un arreglo, como se quiso hacer ver en algunos medios internacionales.

Tapia usó las redes sociales para mostrar su indignación por la mala interpretación de sus palabras y aclarar que fue lo que quiso decir sobre la conversación con Falcao.

Mensaje de Renato Tapia: 

Estoy muy sorprendido por lo que se viene especulando en medios principalmente extranjeros, mal interpretando mis declaraciones de ayer y dando a entender que hubo un "acuerdo" en los últimos minutos del partido con los jugadores colombianos, lo cual es una mentira absoluta y molesta mucho porque parecería que no valoraran el esfuerzo y sacrificio que hicimos durante todo el partido ante un gran rival como lo fue Colombia.

En las declaraciones que di después del partido dije que este se manejó como se tuvo que manejar, refiriéndome únicamente al aspecto emocional que estaba viviendo el equipo en ese momento por todo lo que se encontraba en juego para nuestro país, responsabilidad que en ese momento recaía sobre un equipo joven como el nuestro. Fue tanto así que en esa misma declaración digo que esto es fútbol y uno siempre quiere salir a ganar y así fue.

La gente comenta sin ponerse a pensar que han pasado 35 años para que podamos estar en esta situación. Que ningún jugador del equipo había estado en estas circunstancias y que los nervios y la ansiedad se apoderaron de la mayoría de nosotros en los últimos minutos. Es por eso que en las imágenes se ve claramente un poco de confusión por parte de todos, como Araujo animando al equipo y como los demás pidiendo calma ante tanta ansiedad.

Gracias a Dios, al trabajo de todos y al aliento de todos los peruanos, hemos logrado mantener vivas nuestras opciones de ir al Mundial. Nos esperan dos partidos muy duros y necesitamos de todos para sacarlos adelante.

¡VAMOS PERÚ CARAJO! 
Hasta pronto gente

Copa La Liga: dos viejos conocidos a la final
Fútbol Peruano

Este fin de semana se acaba Copa La Liga cuando se enfrenten Atlético FC y Playa del Sol por la tan ansiada copa que todos aspiran levantar. Sin embargo, los partidos por semifinales de este torneo sí que fueron ajetreados y mostraron un gran nivel, dejando fuera a rivales como Real Club e Inmaculada 2004.

En el primer partido de semifinales, Atlético FC siempre la tuvo cuesta arriba frente al equipo de los ex colegiados. Inmaculada 2004 se adelantó con un gran gol de Rodrigo Urrunaga tras un preciso centro de Marco Tovar, que buscaba ser figura. Pero para sus intereses, el conjunto vestido de verde nunca se rindió y así, tras tanta insistencia en el área contraria, consiguieron el empate gracias a Juan Rodríguez, que mandaba al descanso con el empate parcial.

En el segundo tiempo, Atlético FC salió diferente, el entrenador ajusto detalles y se veía otra cara en el equipo liderado por Nicolás Fisher. Sin embargo, no siempre todo va bien. En una jugada en el área de los verdes, tras varios rebotes, Rodrigo Urrunaga clavó el segundo tanto para Inmaculada 2004. Atlético no perdió las ganas de llegar a la final y tras el penal bien pateado Giorgio Sangiorgi, consiguieron el empate transitorio nuevamente. Pero las figuras aparecen cuando más se los necesita. Faltando 5´ para que finalice el partido, apareció Ramón Venegas para meter un golazo desde afuera del área, sentenciar el encuentro y meter al Atlético FC a la final.

Por otro lado, Playa del Sol también la tuvo complicada. Real Club se adelantó en los primeros 10´ del partido, tras un gol de Alonso Galdós que levantó la polémica para el conjunto playero por un supuesto offside. El encuentro prosiguió, estando muy disputado, muchas divididas y oportunidades en ambas áreas. Por parte de Playa del Sol, Franz Hudwalcker, no estuvo muy fino, pero un equipo está compuesto por once jugadores y así, tras un buen centro, Walter Pasache ponía de cabeza el empate final ante un Ennio Gamarra que intentó sacarla de su arco, pero no alcanzó.

Ya en la tanda de penales cualquier cosa podía pasar y la suerte jugó para el conjunto playero. Dos penales fallados por parte de Real Club y uno por parte de Playa del Sol, metía al equipo amarillo a la final de la Copa Liga.