Un triunfo para destacar y no para excusar

Un triunfo para destacar y no para excusar

Tres puntos. Y tres goles a favor. La victoria en mesa ante Bolivia fue fundamental para que la Selección Peruana tenga la posibilidad de disputar el repechaje ante Nueva Zelanda.

>> Perú, al repechaje sin acuerdos ni manchas

Un sector de la prensa y la opinión pública menciona siempre: “No se olviden que si esta selección tiene vida es por los tres puntos ganados en mesa”. Es decir, la interpretación es la siguiente: menospreciar lo realizado por el equipo peruano a lo largo del proceso.

Las personas que repiten esta expresión la utilizan como argumento para comprobar teorías propias de que el equipo, en realidad, no es tan bueno y que no merece estar donde está por propia cuenta, cuando en realidad deberíamos destacarlo.

El triunfo en mesa es como cualquier otra victoria en cancha. Tan importante como haber vencido a Uruguay en Lima o Ecuador en Quito. Hoy podemos decir que este gran triunfo no solo nos ayudó a estar en el repechaje, sino también a incrementar el nivel anímico del plantel y saber que aún podíamos.

¿Por qué entonces se menosprecia si está dentro de toda la legalidad que avala FIFA? Quienes lo hacen parecen tener un afán de menosprecio sobre el equipo, antes que ser “realistas”, como dicen. La realidad se expone, mas no se manipula para lograr un objetivo.

Francia detiene ilusión de Perú en el Mundial
Selección Peruana

Por Omar Quispe Navarro (enviado especial a Rusia 2018)
@oquispen

La Selección Peruana perdió 1-0 ante Francia y quedó sin opciones de jugar los octavos de final de Rusia 2018. Kylian Mbappe anotó a los 34’.

Perú no jugó el mejor de los partidos ante una Francia con mucha jerarquía. La Selección Peruana no se salió del libreto aprendido con Ricardo Gareca, salió a buscar los tres puntos, lamentablemente, ese mismo libreto, ese que dice que hay que salir con la pelota a ras del suelo, nos jugó en contra. Kylian Mbappe definió con arco desguarnecido, luego de un balón perdido por Paolo Guerrero en salida, un error que se repitió consecutivamente en menos de dos minutos y que derivó en el gol del diez galo.

Francia no se equivocó nunca y cedió el protagonismo a una Selección Peruana que con más ganas que precisión inquietó con remates de larga distancia el arco de Hugo Lloris. La más clara, el remate al palo de Pedro Aquino, el mejor de la cancha en Perú, seguido por Pedro Gallese, quien evitó que la ventaja francesa sea mayor en el primer tiempo. Lamentablemente no alcanzó para seguir con vida en la Copa del Mundo. Queda el partido ante Australia, el torneo terminará en Sochi, pero la ilusión peruana continuará, por el momento, solo fue detenida.