Alberto Rodríguez, el defensa que nos engañó a todos

Alberto Rodríguez, el defensa que nos engañó a todos

Alberto Rodríguez regresó a la selección peruana en 2016 y es la cara del cambio. El líder de la defensa peruana estuvo impasable ante Ecuador e hizo de Felipe Caicedo un ‘jugador fantasmal’.

>> Alberto Rodríguez, el mejor jugador peruano ante Ecuador

Le dicen ‘Mudo’, pero sus anticipos son más elocuentes que cualquier palabra guardada en su interior. Él habla con su clase, contagia ganándole al tiempo y sus acciones transmiten serenidad al resto. A tal punto que no es descabellado asegurar que lo mejor que posee Christian Ramos es a Alberto Rodríguez. Un zaguero de garantías que ordena, sincroniza y comanda una zaga nacional que, a pesar de encajar algunos goles, ha ganado en solidez y seguridad. En el Atahualpa de Quito volvió a dar cátedra de cómo anular a un punta de talla mundial como lo es Felipe Caicedo, como también supo hacer con Suárez en el Nacional de Lima, y, no en vano, para muchos fue calificado como el punto más alto del compromiso.

A sus 33 años, a Alberto Rodríguez le sobra combustible para liderar en el fondo al colectivo de Perú, dado que en las Clasificatorias, uno de los campeonatos más difíciles del mundo, responde con solvencia y maneja las distintas fases del juego.

Frente al conjunto de Quinteros, estuvo correcto por abajo y no perdió duelos por arriba. Lo mismo ocurrió en la Copa América Centenario, un torneo donde dio crédito a su regreso. Al retornar auspició esa cuota de experiencia y conocimiento en el centro de la defensa, que no teníamos con Carlos Zambrano. Un gran cortador de circuitos, sí, pero al que continuamente se le pelaba algún cable. En más de una oportunidad confundió fuerza con agresividad y tuvo que dejar a Perú en inferioridad numérica, al irse prematuramente a las duchas. Así ocurrió ante Venezuela en Lima, por ejemplo.

Entonces, la antítesis a Zambrano es Rodríguez. Los números no mienten y difícilmente lo veamos recibir una tarjeta amarilla. Es más, desde su retorno a la ‘bicolor’, en marzo de 2016, solo le mostraron una amonestación. De manera que en los 17 compromisos que registró entre Eliminatorias (9), Copa América Centenario y amistosos, Haití fue el único rival capaz de propiciar una cartulina para el zaguero de Universitario de Deportes. Sin duda, un dato no menor que remarca la autoridad y la destreza del ‘Mudo’ para cumplir su labor y salir siempre ‘limpio’ de las jugadas.

Sin Alberto Rodríguez, a quien Gareca detectó a tiempo como el comandante de nuestra última línea, quizá no seguiríamos con vida en estas Clasificatorias. Su entrada al equipo modificó todo. Podemos asegurar, incluso, que nos confundió a todos. Cuando a principio del año pasado pensábamos que sin equipo ni continuidad no sería ni la sombra del jugador que supo marcar diferencias en Portugal, volvió al ruedo para darnos lecciones de engaño; pues con un movimiento de cuerpo es capaz de arrinconar al atacante contrario hacia los lugares que él desee, como sucedió con Caicedo, si antes no lo anticipó y neutralizó como el gran ‘tiempista’ que es.

Alberto mide, interpreta la acción y roba eso que siente que le pertenece: la pelota. Con ese don con el que deja conducir a su cuerpo y liberar todas sus cualidades, entre ellas: la intuición. Aquella misma que le sobra para desarrollarse en el campeonato nacional, que tranquilamente lo podría devolver a Europa y que, debido a la sobriedad que le han inyectado los años, hoy el fútbol peruano goza de un central más completo que el que nos defendía antes.

El no de Ibrahimovic a un partido con gol de Raúl Ruidíaz
Peruanos en el exterior

Seattle Sounders goleó 5-0 a Los Angeles Galaxy. Raúl Ruidíaz jugó los 90 minutos y anotó el último tanto del encuentro a los 67 minutos

>> Seattle Sounders dedica video al debut de Raúl Ruidíaz

Seis partidos y dos goles es el saldo de Raúl Ruidíaz en la Major League Soccer de los Estados Unidos. Coincidentemente, Seattle Sounders ha ganado todos sus partidos desde el debut del peruano. Un presente totalmente contrario al de Los Angeles Galaxy de Zlatan Ibrahimovic, club que desde el pasado 29 de julio no puede sumar de a tres y registran dos derrotas y dos empates en los últimos cuatro encuentros.

La gran ausencia del encuentro fue Ibrahimovic, el sueco había dejado muy en claro la molestia que le genera jugar en campos sintéticos como el del Centurylink Field de Seattle. "Creo que es una pena tener que jugar en cancha sintética, porque el fútbol no fue creado en este tipo de cancha. Únicamente he jugado un solo partido en campo sintético en mi vida, fue ante Portland Timbers y jugué 10 minutos, fue la peor cancha en la que he jugado. Eso lo dice todo", explicó el delantero a través de sus redes sociales.

Las declaraciones de Ibrahimovic pusieron en duda su presencia ante el equipo de Ruidíaz, algo que finalmente se concretó, ya que el sueco no apareció ni en la banca de suplentes. “Galaxy busca estar en el Top 3 del Oeste, pero tendrá que ingeniárselas muy posiblemente sin los hermanos Dos Santos por lesión y habrá que ver si Zlatan Ibrahimovic se anima a jugar en el pasto sintético de Seattle”, señaló la web de Univisión Deportes antes del partido.

La victoria permite a Seattle Sounders ubicarse en puesto de Playoffs, con 10 partidos por jugar para el final de la temporada regular.

Solo un buen debut para Cristiano Ronaldo en la Seria A
Resto de Europa

Juventus derrotó 3-2 al Chievo Verona con un Cristiano Ronaldo que no pudo anotar a pesar de jugar los 90 minutos

>> Cristiano Ronaldo responde a críticas por llegar a la Juventus

La liga italiana comenzó con la gran expectativa de ver a Cristiano Ronaldo defendiendo la camiseta de la Juventus de Turín. El actual campeón de Italia jugó de visita ante Chievo Verona en el estadio Marc'Antonio Bentegodi, escenario que hace 34 años registró el debut de Diego Armando Maradona con el Napoli.

Cristiano fue el único delantero en el 4-2-3-1 alineado por Massimiliano Allegri, por delante del tridente que conformaron el argentino Paulo Dybala, el colombiano Juan Cuadrado y el brasileño Douglas Costa. El portugués rozó el gol hasta en tres ocasiones, pero no pudo tener el debut soñado con su nuevo club tras nueve años en el Real Madrid.

El partido no fue nada fácil para Juventus a pesar de que se adelantaron en el marcador con un tanto de Sami Khedira (3’). El equipo local logró darle vuelta al score con goles del polaco Mariusz Stepinski (38’) y Emanuele Giaccherini (56’). Sin embargo, un autogol de Mattia Bani y una anotación agónica de Federico Bernardeschi (93’+1) sentenciaron el resultado.