Aldo Corzo, una contradicción de Ricardo Gareca

Aldo Corzo, una contradicción de Ricardo Gareca

Las primeras convocatorias y alineaciones del 'Flaco' arrojaron una interpretación: es un entrenador que se deleita por el futbolista de buen pie. De buen pie, léase, de buen trato de balón, para controlarlo, pasarlo o rematarlo.

El día que Gareca decidió cambiar de grupo (en la Copa América Centenario) optó también por jugadores de ese perfil. Aldo, sin embargo, no es precisamente un futbolista de técnica depurada.?Sus características son diferentes.

Corzo es un?tipo que no se permite perder un duelo en el pleito anímico, que muestra un alto grado de compromiso por el esfuerzo. No es que reemplace pelear o correr por jugar, sino que, en mi opinión, ha entendido que en el plano estrictamente futbolístico no le alcanza para destacar. Más aún a nivel internacional.

[caption id="attachment_29461" align="alignnone" width="1000"]Aldo Corzo ante Aguero (Foto: AFA) Aldo Corzo ante Aguero (Foto: AFA)[/caption]

Las virtudes de Aldo Corzo están ligadas al compromiso, al corazón. Sin embargo, tiene otras características para destacar: muy buen salto, la técnica de cabezazo, los buenos relevos y que convive naturalmente con el ahogo. Es, además, un jugador con virtudes para la marca. Ha mejorado notablemente en cómo debe perfilarse, por ejemplo.

Corzo, de todas formas, pienso, sigue siendo una contradicción de Gareca. No obstante, al mismo tiempo es el futbolista que, sin necesidad de tener la cinta de capitán, representa mejor el compromiso que necesita?el entrenador y, en realidad, la camiseta de la Selección Peruana: respeto y orgullo para dejarla empapada de sudor.